23 de octubre de 2019
23.10.2019

El temporal de lluvia deja carreteras cortadas y ríos desbordados en Llanes e interrumpe la circulación por tren

Las carreteras de La Pereda, Purón y la que une Posada y Bricia han sido cortadas al tráfico - En el pueblo de Debodes, la riada ha llegado a arrastrar un vehículo

23.10.2019 | 12:03
El temporal de lluvia deja carreteras cortadas y ríos desbordados en Llanes e interrumpe la circulación por tren

Las intensas lluvias caídas en el oriente asturiano generaron esta tarde problemas en Llanes. Y es que el oriente asturiano fue el que más peligro corrió por el temporal. De hecho el Servicio de Emergencias del Principado activó a la una de la tarde la fase de preemergencia del Plan de Protección Civil. Se esperaban hasta 100 litros por metro cuadrado en el oriente de la región. (Esta es la previsión para los próximos días).



Llanes fue el concejo más perjudicado por las intensas lluvias. Pero no el único. Desde primera hora de la mañana la Alcaldesa en funciones de esta localidad, Marián García de la Llana, decidió activar un plan de emergencia municipal con el objeto de organizar un operativo especial para poder atender las contingencias que pudieran surgir en el concejo como consecuencia del temporal de lluvia.



Junto a la Alcadesa participaron en el operativo varios concejales (Lucio Carriles, Marisa Elviro, Iván García, Miguel Alonso, Xuan Valladares y Priscila Alonso), para coordinar el despliegue con el Inspector Jefe de la Policía Local, los responsables municipales de Obras y Maquinaria, Electricidad y Agua; y el responsable de Protección Civil Llanes.

A lo largo de la tarde se ha ido prestando una atención especial a la circulación por las carreteras locales del concejo, complementando con ello las acciones previstas por las administraciones del Estado y del Principado para las vías de titularidad nacional y regional, respectivamente. Varias carreteras de Llanes están  aún a esta hora anegadas por la crecida de los ríos y algunas otras permanecen cortadas por la caída de argayos y árboles.

La senda del río Carrocéu a la altura de Pancar continúa inundada por el desbordamiento del río. Esto es lo que ha motivado el corte en la zona de Las Marismas, en el interior de la Villa, a la altura del puente de Cagalín. En San Antolín la zona posterior del chiringuito de playa también está inundada. Sucede lo mismo en Frieras y en El Barreru, donde la crecida del río Bedón a la altura de la quesería ha dejado inutilizado el espacio. Los vecinos de San Martín están incomunicados y su único acceso alternativo es una vía forestal.

En Cuevas del Mar un argayo dificulta el paso del agua desde hace algún tiempo. Hoy ha provocado el desbordamiento del caudal. En el pueblo de Pendueles la depuradora se ha inundado, como sucede cada vez que las riadas se producen. En Vibañu el río Las Conchas se ha salido en varios puntos de la localidad. El acceso a Soberrón y La Galguera está cortado por una de sus entradas. Igual que la carretera que une La Corredoria con Bricia, que permanece inundada por la crecida del río Calabres. Entre las localidades de La Pesa y Piñeres tampoco es posible el acceso debido a la caída de un argayo.

En La Pereda los problemas persisten y se acrecentan en la zona de Las Mimosas, en Bolado. La carretera está abierta después de una intervención de Bomberos y Policía Local. Los vecinos siguen esperando que la lluvia no anegue las viviendas colindantes al río.

Los árboles que no permitían el acceso al pueblo de Purón han sido retirados y la carretera, que estuvo cortada durante la mañana, ya ha sido abierta al tráfico. Sin embargo, también, hay un argayo de grandes dimensiones junto a la iglesia del pueblo. Personal municipal trabaja para poder habilitar el paso de vehículos. El acceso a Caldueño también ha sido restablecido después de retirar el árbol que restringía el tráfico en la carretera.

Cortes de trenes

El temporal está afectando también a la circulación ferroviaria. Adif informaba hace unos minutos de la interrupción del ancho métrico entre Oviedo y Santander.




En Ribadedeva, según el alcalde, Jesús Bordás, la situación continúa igual que durante la mañana. La localidad de Andinas continúa aislada. De un lado, la salida del río Cares-Deva en Siejo corta el acceso al pueblo desde Peñamellera Baja. Y de otro, un argayo de importantes dimensiones mantiene inutilizada la carretera por la parte del concejo de Ribadedeva. Los operarios de Obras Públicas trabajan para restituir este punto.

Varios barrios en Las Bajuras de Pimiango han quedado aislados por la caída de un árbol. En este punto, los vecinos tenían ya problemas previos al derribar ADIF varios puentes que daban acceso a la localidad.

En los núcleos de La Haya y Vilde finalmente no ha habido que afectar daños en viviendas y en Bustio se mantiene controlada la zona. No ha sido así en La Franca, donde varias casas se han inundado por la salida de los cauces.

Carreteras

Cinco son los puntos de la red viaria del oriente de Asturias que están en estos momentos afectados por cortes totales como efecto de las lluvias. La AS-346, entre La Franca y Los Candanos, está cortada entre las poblaciones llaniscas de Santa Eulalia y Pie de la Sierra, desde las dos y media de la tarde. La AS-343, entre Puertas y Panes por Villanueva, tiene dos cortes, uno en Peñamellera Baja, a la altura de la población de Siejo, y otro en Ribadedeva, a la altura del núcleo de Andinas; la As-379, de Ribadesella a Llanes, está afectada también por corte total a la altura de la población de Camango. Y, finalmente, también está anulado el paso a la playa de la Vega, en Ribadesella.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído