31 de octubre de 2019
31.10.2019

Asturias, Cantabria y Castilla y León reclaman ampliar "la tarta" de la financiación autonómica

Los presidentes de las tres comunidades piden que la dispersión geográfica cuente en el nuevo modelo l "Estamos en el mismo carro", dicen

31.10.2019 | 00:44
Alfonso Fernández Mañueco, Miguel Ángel Revilla, Adrián Barbón y Ángel Casares pasean por el pueblo de Cosgaya.

El criterio del reparto de la financiación autonómica no convence ni a los socialistas de Asturias, ni a los populares de Castilla y León, ni a regionalistas de Cantabria. Ayer los presidentes de estas tres comunidades autónomas vecinas, gobernadas por partidos de distinto signo, rechazaron de forma tajante el modelo de reparto económico porque no responde a necesidades reales de sus respectivas regiones. Las tres comunidades están dispuestas a forjar una "alianza amplia" para defender un nuevo modelo.

Es "la mayor injusticia del mundo", dijo el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, porque penaliza a las comunidades con menos población para satisfacer las reivindicaciones de regiones con un número mayor de habitantes, "tales como Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana". Y, además, "contribuye a la catástrofe de la despoblación".

Su premisa la apoyó el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, quien propuso "una alianza amplia en defensa de una financiación que tenga en cuenta la dispersión geográfica", porque si el criterio es el número de personas que habitan una comunidad "hay algunas que parten con perjuicio y con prejuicio".

Barbón plantea "un debate en el que el eje fundamental será ir al gasto real de los servicios públicos, que tienen una consideración diferente en nuestras comunidades, donde la población es más dispersa" para ser consecuentes con "lo que nos dice la Constitución, que es la defensa de la igualdad". "Nadie -apuntó Barbón- puede perder respecto a las aportaciones que existen en el presente, así que tendrán que ampliar la tarta".

El modelo, añadió el presidente castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco, "es antiguo y es malo" y, además, "lo tendríamos que negociar entre todas las comunidades, de forma multilateral, no puede haber negociaciones bilaterales". El punto de partida, dijo, debe tener un objetivo: "Garantizar los servicios públicos, tales como la sanidad, la educación, la dependencia... a todas las personas, vivan donde vivan".

"Aquí los tres estamos en el mismo carro", aseguró el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, quien se reafirmó en que la apuesta de las tres comunidades es que la prestación de servicios sea la clave para negociar el nuevo modelo de financiación. "Es lo justo y lo progresista", dijo Revilla, que afirmó habérselo trasladado en esos términos al presidente en funciones, Pedro Sánchez, este verano. "Y dado que los políticos viven de los votos, espero que no prime el interés político", afirmó, consciente que donde los votos sí desequilibran unas elecciones es en Andalucía, Valencia o Madrid. A juicio de Revilla, "imponer" un modelo basado en la población supondría "la puntilla para el medio rural, un desastre".

Invitación a Cantabria

Fue el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien invitó a Cantabria a sumarse al acuerdo suscrito entre Aragón, Castilla-La Mancha, La Rioja, Asturias, Galicia y Castilla y León para defender que el modelo de financiación garantice los servicios públicos "a todas las personas" con independencia de dónde residan. Mañueco planteó a Revilla que se incorpore a ese acuerdo porque la población "es un elemento importante" en el modelo de financiación, pero "hay otros, como el envejecimiento y la dispersión", que se plantearán de forma conjunta por las comunidades autónomas firmantes del acuerdo en cuanto se constituya el próximo Gobierno.

El medio rural, abundó, necesita "la protección de los servicios públicos y la garantía de los servicios sociales" en el medio rural. En este sentido resaltó que en Castilla y León se garantizan "escuelas con tres chavales" y "todos los consultorios médicos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook