31 de octubre de 2019
31.10.2019

El exdecano de los peritos de Minas niega que falsificase visados de atracciones

Luis Carlos Pérez Vilaboa admite que puso "un sello de archivo" en los certificados para "tratar de salvar a un profesional que tiene que comer"

31.10.2019 | 00:44
Luis Carlos Pérez Vilaboa, durante su declaración.

Los certificados de revisión de las atracciones de feria no precisan legalmente de un visado del Colegio de Ingenieros Técnicos de Minas, pero hay ayuntamientos que los exigen, como ocurrió en 2017 con los Cangas de Onís y Ribera de Arriba. El ingeniero técnico de Minas Luis Carlos Pérez Vilaboa -que fue decano del Colegio hasta 2003, tras lo que fue destituido y más tarde expulsado, aunque luego le restituyó el TSJA como miembro de la asociación profesional- se sentó ayer en el banquillo del Juzgado de lo penal número 3 de Oviedo para responder de la presunta falsificación de los visados del Colegio en tres ocasiones. Pérez Vilaboa, defendido por Emilio Matanza, admitió que no tenía autorización del Colegio para visar los certificados, pero negó que los hubiese estampado en unos certificados dirigidos a los ayuntamientos de Cangas de Onís y Ribera de Arriba. "Lo que puse es un sello de archivo para la Fundación (de feriantes). La ley ómnibus eliminó el visado obligatorio, pero hay ayuntamientos que lo piden de forma ilegal. Ese sello es intrascendente. Lo que cuenta es la firma de un técnico competente. Al poner el sello trataba de llamar la atención para que fuesen cambiando los hábitos y salvar a un profesional que tiene que comer".

La secretaria del Colegio de Ingenieros Técnicos de Minas, Yolanda Luis Ojeda, explicó que el número de visado estampado por Pérez Vilaboa "no existe". "Los ayuntamientos nos avisaron de lo que había ocurrido y abrimos un expediente. Entonces es cuando nos llega un correo solicitando el visado de los certificados. Nosotros comunicamos que no se iban a visar y enviamos el expediente a la Fiscalía. Los visados de esos certificados de revisión no son obligatorios, otra cosa es que un ayuntamiento los requiera", indicó. La secretaria del ayuntamiento de Ribera de Arriba, María Luz Loredo, admitió que el visado no es necesario, pero en el caso del "Globo hinchable" que iba a instalarse en las fiestas, el arquitecto municipal lo reclamó. El juicio quedó suspendido al faltar un testigo que será multado con 300 euros. Continuará el próximo 22 de noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook