31 de octubre de 2019
31.10.2019

La Guardia Civil detiene a los presuntos agresores de un vecino de Belmonte

"Los agredidos somos nosotros", sostienen los arrestados tras pasar ante el juez de Grado

31.10.2019 | 00:44
Vecinos de Belmonte concentrados en apoyo a la familia que denunció la presunta agresión.

La Guardia Civil detuvo ayer a los dos presuntos autores de una agresión a otro vecino de Fontoria (Belmonte de Miranda) la pasada semana y por la que decenas de vecinos se movilizaron anteayer martes frente al negocio de la familia que denunció los hechos para mostrarles su apoyo a instancias de la asociación "La voz del Pueblo", en el que también participó la Alcaldesa, Rosa Rodríguez. Los dos supuestos agresores fueron ayer detenidos y puestos a disposición judicial en Grado, quedando en libertad provisional con una orden de alejamiento de 4 metros del denunciante y la prohibición de comunicarse con él o su familia. Además, ambos presentaron una denuncia en el Juzgado contra el denunciante, a la que aportaron un parte de lesiones.

"Los agredidos somos nosotros", afirmó ayer por teléfono a LA NUEVA ESPAÑA uno de los hombres detenidos, quien dice que fue aporreado en la cabeza, agresión por la que tiene seis grapas y ha tenido que acudir varios días al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). E insiste en que ellos son las víctimas de la agresión denunciada y no al revés.

Los hechos se remontan al pasado jueves cuando, según la versión que aportó la asociación "La Voz del Pueblo" de Belmonte en la movilización, "un vecino fue supuestamente agredido por tres individuos con palos y un arma blanca, con su hija pequeña de dos años en el interior del vehículo".

Si bien, uno de los presuntos agresores señala, en referencia al denunciante, que "este individuo vive al lado de casa y tenemos un callejón por el medio, me vino por la espalda y después me empezó a pegar puñetazos y mi hermano intentó defenderme, le pegó a él también y empezó a sangrar". Así es que, según indica, llamó al servicio de emergencias "porque no paraba de sangrar". A la zona se envió una ambulancia. Ambos fueron atendidos por los servicios médicos que formularon un parte de lesiones que ayer aportaron en el Juzgado para denunciar al vecino supuestamente agredido que a su vez les había denunciado. "Me pasaron a disposición judicial y pensaban que yo no tenía nada, pero presentamos el parte de lesiones", indicó uno de los detenidos.

Lo cierto es que, en la movilización vecinal, la regidora señaló que "hay una ristra larga" de hechos conflictivos con los dos presuntos agresores que generan "un problema muy grande de convivencia, sensación de indefensión y cierta impunidad de algunos de los individuos". Ellos, por su parte, se defienden: "Eran veinte personas, todos de Belmonte que no nos conocen de nada". Y descarta que hayan tenido enfrentamientos anteriores con vecinos de Fontoria o la supuesta rotura de un cristal de un autobús de Alsa, tal y como se comentó en la movilización. "No rompimos nada, es mentira totalmente", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook