31 de octubre de 2019
31.10.2019

Triple alianza para que los Picos de Europa sean motor de desarrollo

Asturias, Cantabria y Castilla y León, que reanudan sus cumbres, firmarán un convenio que garantice "conservación y bienestar"

31.10.2019 | 00:44

La última vez que los presidentes de Asturias (PSOE), Cantabria (PRC) y Castilla y León (PP) se habían reunido para hablar sobre el territorio protegido que les une fue en el año 2006. El dato lo recordó ayer Miguel Ángel Revilla, el presidente de Cantabria, tras una breve reunión en la localidad cántabra de Camaleño en la que se acordó que en 2020 las tres comunidades que aportan terreno al parque nacional de los Picos de Europa firmarán un convenio de gestión conjunta que priorizará el desarrollo socioeconómico sostenible para el espacio natural. Revilla fue el anfitrión de la reunión en la que recibió a su "querido vecino", el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y a su "queridísimo vecino", el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en el valle de Liébana. Los tres coincidieron en señalar que son un ejemplo de diálogo, de entendimiento y de consenso, "tan escaso ahora en España", apuntó el líder cántabro. Un ejemplo de que se puede llegar a acuerdos si se dejan a un lado las siglas políticas y se fija un objetivo común: "El bienestar de los ciudadanos" que, en el caso de ayer, se refería a los que habitan en los Picos de Europa.

Porque, apuntó Barbón, "los usos y gestión del Parque los hay que hacer pensando en que este territorio es producto de la naturaleza, sí, pero de la acción humana". Por eso, insistió, "es importante trabajar con los paisanos" y generar un modelo de gestión, "que hay que reivindicar como modelo del Estado", sobre todo, indicó, "en un momento en el que lo que abunda es la incapacidad de llegar a acuerdos". El presidente de Cantabria insistió en la idea de que "los mejores conservadores del Parque son los que viven en él". De hecho, dijo, "no hay mejor ecologista que quien vive aquí, ni nadie más interesado en que este espacio se conserve". Es más, "la degradación de España se produce por el abandono de las personas de su hábitat" cuando estas no tienen servicios adecuados a la época actual. El presidente de Castilla y León es "el que más prao aporta al Parque", en palabras de Revilla, pero el que menos población tiene en el terreno protegido. Aun así, "compartimos nuestra sensibilidad, y apostamos por un uso adaptado a las características de las personas que viven en los Picos, y que sea compatible con el siglo XXI".

La cita que ayer mantuvieron PSOE, PRC y PP para llegar a acuerdos es "la mejor muestra de que esto merece la pena, somos luz en medio de la oscuridad, en medio de esa incapacidad para llegar a acuerdos, nosotros demostramos la grandeza de las comunidades", evidenció Barbón. Son, a juicio de Fernández Mañueco, "un modelo de éxito del modelo autonómico, porque somos capaces de defender un proyecto común por España, por encima de siglas e ideologías". "Si nosotros estuviéramos reunidos aquí dos días llegaríamos a acuerdos, dejaríamos nuestras ideologías a un lado y a nuestros partidos a la puerta de la reunión, estoy convencido", reincidió Revilla, "porque defendemos la convivencia en un espacio maravilloso que tenemos que preservar y dejarlo a las próximas generaciones mejor de lo que está".

Fernández Mañueco cree que el del parque nacional "es un modelo de gestión de lo que es el uso y la protección del medio ambiente con los usos tradicionales, fundamentalmente agrícolas y ganaderos, y con los usos actuales vinculados al turismo. Un modelo de compromiso con el medio rural, con esa España interior que se tiene que convertir en el modelo de las oportunidades".

Barbón resaltó los resultados del primer acuerdo de colaboración rubricado por las tres comunidades autónomas para una gestión conjunta del Parque, después de que el Tribunal Constitucional, en 2004, estableciera que la administración de los territorios protegidos corresponde a quienes los forman. Aquello, indicó el asturiano, "se vio como un síntoma de debilidad, pero hemos demostrado que somos capaces de entendernos y sacar un modelo conjunto adelante". Barbón aseguró desconocer que hacía trece años que los presidentes autonómicos no se reunían y mostró su intención de que eso no vuelva a suceder, "una vez al año no hace daño y estaría bien que pusiéramos en valor el trabajo conjunto" en lapsos más pequeños de tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído