09 de noviembre de 2019
09.11.2019

Coaching para adolescentes: "Hay que luchar por lo que uno quiere, con actitud"

Álex Corretja, el piloto "Toñejo" Rodríguez y la filántropa Lucía Lantero encandilan a 2.000 jóvenes convocados por "Lo que de verdad importa"

09.11.2019 | 00:01
Coaching para adolescentes: "Hay que luchar por lo que uno quiere, con actitud"

Ser lo mejor que puedas ser, comportarse con responsabilidad, aprender de la derrota, luchar por lo que uno quiere... Valores que hay que adquirir cuanto antes, porque si no, la vida se encarga de enseñarlos de la peor manera. Una lluvia de realidad que ayer cayó sobre unos 2.000 adolescentes de centros escolares de toda Asturias, en el encuentro de la Fundación "Lo que de verdad importa" celebrado en el Palacio de Congresos de Oviedo y apoyado por LA NUEVA ESPAÑA. Durante esta auténtica sesión de coaching para jóvenes de entre 13 y 18 años, los chicos pudieron confrontarse con tres ejemplos de superación, tres modelos que emular, introducidos en el escenario por el periodista de televisión Jota Abril.

La santanderina Lucía Lantero, fundadora de la asociación "Ayitimoun Yo", tocó el corazón de los chavales describiendo la dura realidad de los chicos de su edad en la castigada Haití. "No hay muchas personas que estén dispuestas a dar la vida por los demás, la mayoría habla mucho, pero no hacen nada", sacó en conclusión Alfonso Fernández de las Heras, que estudia Electricidad y Electrónica en el Revillagigedo de Gijón, pero al que le gustaría dedicarse a la música y la escritura.

Después de este infernal paseo por las vidas de chicos que no tienen nada, llegó el turno al extenista Álex Corretja, que desveló el ingente esfuerzo que hay detrás del éxito de los deportistas de élite. Cálido, cercano, encandiló a los chicos con mensajes de exigencia, pero también muy humanos. "No os comparéis con los demás, las envidias os amargarán. No os juzguéis, sed más naturales. Si sois responsables, marcaréis la diferencia. Siempre podemos dar algo más. Comprométete contigo mismo, porque nunca os van a regalar nada, es imposible que el éxito os caiga del cielo", fue desgranando el gran campeón.

Describió su infancia, sus cuatro horas de entrenamientos diarios cuando tenía diez años, el sambenito de "pringao" que le colgaron algunos por entregarse a su sueño de llegar a lo alto del tenis. También los momentos de derrota. Como cuando se hermano perdió una pierna en un accidente o perdió por un punto ante Pete Sampras. "Es ahora o nunca, no esperéis a mañana. Todo se resume en una palabra: actitud, y la actitud está en lo que no se ve", indicó Corretja. El extenista mostró tal maestría en su exposición, que Jota Abril se vio en la obligación de preguntarle cuál era el secreto. La respuesta de Álex fue simple: "Es cuestión de respiración".

"Solo, nadie hace nada"

El momento más emotivo, sin embargo, estaba por llegar de la mano de "Toñejo" Rodríguez, un gigante sobre su silla de ruedas en el escenario del Palacio de Congresos. El piloto, que se partió literalmente la espalda durante el rally del V Centenario de 1992, dejó boquiabiertos a los chavales con su obstinada negativa a dejarse vencer por las circunstancias, en su caso una parálisis de cintura para abajo que no le ha impedido competir con excelentes resultados en carreras de motos de agua o en el Rally París-Dakar. "Llegué a la conclusión de que la silla había que llevarla en el culo, y no en la cabeza", explicó. Su charla fue un canto a sus padres y hermanos. "Nadie es capaz de conseguir algo si va solo", fue la gran lección que dejó a los chicos.

Elisa García-Tenorio, de las Dominicas de Oviedo, explicó al final del acto qué había sentido escuchando a "Toñejo": "Ha sido muy emotivo e inspirador. Ha sufrido mucho en la vida, pero ha seguido adelante, apasionado con lo que le gustaba". No otra cosa busca "Lo que de verdad importa", fundada por María Franco tras enfrentarse a la prueba del cáncer y empeñada en que los jóvenes descubran cuáles son sus prioridades en la vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído