El Gobierno del Principado ha acordado esta mañana prorrogar durante ocho meses más la moratoria vigente que bloquea las autorizaciones de apertura de nuevos establecimientos de juego en Asturias. Las licencias se suspendieron el pasado 26 de marzo por la avalancha de solicitudes recibidas y esta ampliación del plazo no afecta a las solicitudes anteriores a esa fecha, según ha explicado esta mañana la Consejera de Hacienda. Ana Cárcaba destacó que la prórroga responde a una propuesta mayoritaria de los agentes implicados en el desarrollo del sector y representados en el Consejo del Juego, los empresarios, las administraciones locales, los sindicatos o los colectivos de ludópatas y que de este modo se pretende mejorar "la planificación del sector". Para propiciar un crecimiento "ordenado y sostenible", avanza, en este nuevo periodo de prórroga se efectuará "un estudio adecuado de la situación de la oferta real de juego, así como su incidencia sobre los hábitos de ocio de la ciudadanía y especialmente sobre los jóvenes".

Cárcaba no pudo precisar cuántas solicitudes de licencia de apertura están en trámite y esa es otra de las razones de la prórroga, dado que la gestión de esas peticiones avanza "con bastante lentitud" y no siguen el mismo procedimiento en todos los ayuntamientos. Asturias, según los números del Principado, tiene el sector del juego presencial "menos desarrollado que otras comunidades autónomas, con un casino, seis bingos, 27 salones de juego y nueve locales de apuestas. Durante este año, el Principado ha recibido cinco "consultas de viabilidad", un trámite previo a la solicitud de licencia que los promotores pueden efectuar de manera potestativa ante la administración autonómica.