15 de noviembre de 2019
15.11.2019

Los alumnos asturianos ponen música al genoma de la leucemia linfática

Pusieron música al gen secuenciado por Carlos López Otín, cuyas mutaciones se asocian a la leucemia linfática crónica

15.11.2019 | 19:13
Los alumnos asturianos ponen música al genoma de la leucemia linfática

El evento, celebrado en el IES Aramo de Oviedo, ha contado con la presencia de los consejeros de Educación, Carmen Suárez, y de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez. También han asistido los directores generales de Ordenación, Evaluación y Equidad Educativa, Paula Suárez; la directora general de Universidad, Cristina González Morán; y de Innovación, Investigación y Transformación Digital, Iván Aitor Lucas.

Según ha señalado la consejera de Educación el objetivo era acercar al alumnado al genoma a través de la música, resultando una propuesta "muy interesante e ilustradora". "El alumnado se implica y aprende muchísimo", ha aseverado. 

En la misma línea, el titular de Ciencia ha comentado que este concierto supone el primer concierto genético de Asturias y de España y puede, incluso, que del mundo. Los ocho grupos de escolares han utilizado la secuencia del gen Notch2 y sus mutaciones relacionadas con la leucemia linfocítica crónica, para ponerle música. "Los alumnos y alumnas aprendan el código genético a la vez que componen música", ha destacado, confirmando el compromiso de la administración en seguir desarrollando esta proyecto pedagógico en próximas ediciones.

Pero la gran pregunta es: "¿A qué suena esta secuencia del genoma Notch2 ?" Xosé Antón Puente, bioquímico y miembro del equipo de Carlos López Otín explica una de las claves: "El genoma tiene una música orquestrada por 20.000 genes que son los que forman el genoma, cada uno sigue su partitura y están en total armonía, cuando hay una mutación como las que se producen en el cáncer o en otras enfermedades  lo que ocurre es que alguno de estos genes empieza a sonar mal se pierde esta armonía".

Para Elio Bernalte y Nestor Mendieta, alumnos de 2º de Bachillerato del IES Aramo, la melodía del genoma tiene una armonía sencilla a la que ellos decidieron añadir una base de jazz, "la melodía principal suena simple y luego se va construyendo la canción".

Margarita Salas, fallecida recientemente, fue una de las grandes protagonistas de este concierto pionero ya que muchos de los centros recordaron su trabajo científico antes de iniciar sus actuaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído