15 de noviembre de 2019
15.11.2019

Olas de más de ocho metros, vías cortadas y ríos bajo vigilancia

Alerta por riesgo extremo de aludes en los Picos, y en el Huerna, a 60 kilómetros por hora y sin camiones

15.11.2019 | 01:12
Olas de más de ocho metros, vías cortadas y ríos bajo vigilancia
Olas de más de ocho metros, vías cortadas y ríos bajo vigilancia

La ola de frío polar entró ayer poco a poco en el Principado, pero a medida que avanzaba la jornada se dejaba notar con fuerza. Las olas llegaron a superar en algún momento los ocho metros de altura, y hubo servicios ferroviarios que se tuvieron que realizar por carretera al caer árboles sobre las vías e impedir el paso de los trenes. Emergencias activó la alerta por riesgo de aludes en Picos de Europa (se mantendrá hasta el lunes) y al cierre de esta edición había 18 carreteras con cadenas, y en el Huerna durante buena parte de la jornada sólo pasaban los coches con neumáticos de nieve, además de estar cerrado el tráfico a los vehículos pesados, igual que en Pajares.

La situación en el Principado se fue complicando a lo largo de la jornada. Las rachas de viento alcanzaron una velocidad reseñable, con 100 kilómetros por hora en Villayón y 95 en el Cabo Peñas. Esta situación también influyó en el fuerte oleaje que azotó la costa asturiana. En las boyas de Gijón se llegaron a registrar olas de hasta 8,31 metros de altura, y muy próximas a los siete metros en Cabo Peñas.

El fuerte viento y las intensas lluvias también provocaron la caída de árboles sobre las vías en la red ferroviaria asturiana. El tráfico de trenes se vio interrumpido entre Piedras Blancas y Santiago del Monte (de la línea de ancho métrico Gijón-Pravia); entre Lieres y Rianes (línea Oviedo-Infiesto), y entre Luarca y Soto de Luiña (en la línea de ancho métrico Cudillero-Ferrol), aunque ya por la tarde se solucionó esta incidencia. En los tramos afectados se trasladó a los pasajeros por carretera.

El desbordamiento de los ríos es otra de las preocupaciones de las intensas lluvias que azotan la región. En estado de seguimiento permanente estuvieron durante toda la jornada de ayer el Nalón a su paso por Sama (Langreo) -por la mañana también en El Condado (Laviana)- y el Pigüeña en Puente de San Martín (Belmonte de Miranda). El río Narcea también tiene varios puntos de control: en La Barca (Belmonte), Requejo (Salas) y Quinzanas (Pravia).

La comunicación con la Meseta se complicó especialmente a partir de media tarde, cuando la empresa concesionaria de la autopista del Huerna decidió cerrar el paso a camiones y los conductores no podían sobrepasar los 60 kilómetros por hora, si los vehículos tenían neumáticos de invierno. A primera hora de la noche se permitió de nuevo la circulación pero con precaución. El puerto del Connio está cerrado al tráfico y el resto, todos con cadenas. En Pajares, además, está cortado el tráfico de vehículos pesados.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) emitió ayer un aviso por riesgo de aludes en el Parque Nacional de Picos de Europa a partir de la medianoche de ayer y hasta las 12.00 horas del próximo lunes, debido a las precipitaciones en forma de nieve que se están produciendo desde cotas superiores a los 800 metros. En las próximas horas y durante el fin de semana, advierte la Aemet, la persistencia de las nevadas provocará una acumulación de espesores que, sumados a los ya existentes, es muy probable que lleguen, e incluso superen, al metro de altura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído