19 de noviembre de 2019
19.11.2019

Cámaras de vigilancia en los autocares búhos y paradas a demanda contra las agresiones sexuales

Los hijos e hijas de los maltratadores centran la campaña del Principado contra la violencia machista

19.11.2019 | 15:39
Cámaras de vigilancia en los autocares búhos y paradas a demanda contra las agresiones sexuales
Carlos González Lozano y Nuria Varela con el cartel de la campaña

Paradas a demanda en lugares seguros, iluminados y próximos a los domicilios y cámaras en el interior de los autobuses. Estas son las nuevas medidas que el Consorcio de Transportes de Asturias (CTA) pondrá en marcha antes de fin de año para prevenir las agresiones y abusos sexuales en sus vehículos. El anuncio lo realizaron la directora general de Igualdad, Nuria Varela y el director del consorcio, Carlos González Lozano, en el marco de la presentación de la campaña del Principado del Día Internacional contra la Violencia de Género, que se celebrará el próximo lunes, 25N.

González Lozano explicó que la vigilancia con cámaras se pondrá en marcha de manera experimental en los autocares que cubren las líneas nocturnas entre Villa y Laviana (en la cuenca del Nalón, la que más demanda tiene) y que está por decidir si también en la de Oviedo a Mieres o entre Oviedo y Langreo. El sistema consiste en que las cámaras estarán grabando continuamente, pero si se produce alguna situación de altercado o de riesgo, el conductor activará un sistema que enviará las imágenes a un servidor para garantizar su permanencia como medida de seguridad.

Las paradas a demanda consiste en que los usuarios, principalmente mujeres, podrán solicitar al subir al autobús que se haga una parada diferente a las del itinerario habitual, aunque en el mismo recorrido, porque está más cerca de su domicilio o porque está más iluminada. En definitiva, porque es más segura. "Se trata de una medida de prevención, por seguridad, y esperamos que se haga buen uso de ella", indicaron Varela y González Lozano.

La directora general de Igualdad se refirió a la campaña del Principado para este 25N, con el lema "Que la violencia de género no pase de generación en generación", y volcada en los hijos e hijas de los maltratadores. "Los menores son víctimas de las agresiones de sus padres, correas de transmisión para que la violencia de género pase de generación en generación y, en numerosos casos, padecen la denominada violencia vicaria, la que ejercen los maltratadores contra las niñas y niños para continuar así haciendo daño a sus madres una vez rota la convivencia", explicó.

La Red de Casas de Acogida del Principado acogía hasta el pasado 31 de octubre 173 mujeres con 172 menores y una persona dependiente a su cargo. Durante el año pasado ingresaron 380 personas, de las que el 45,52 por ciento fueron descendientes de las mujeres que solicitaron ayuda. En concreto, 196 mujeres y 173 hijos e hijas y 11 personas dependientes ingresaron en los diferentes recursos de la red. La media de ocupación fue del 100 por ciento durante siete meses del año. Con respecto a la ocupación en pisos tutelados, en 2018 se beneficiaron de este servicio 18 mujeres y 26 hijas e hijos.

Un total de 175 vehículos de CTA lucirán el lema y cartel de la campaña y se se imprimirán unas 42.000 tarjetas de transporte con el lema.

El acto central se celebrará en la Casa de la Cultura Escuelas Dorado, en Sama de Langreo, el 25 de noviembre a las 12.00 horas. Además, se desarrollarán diferentes jornadas sobre violencia vicaria y de coordinación entre profesionales sanitarios para la mejora de la detección de la violencia de género en atención primaria y especializada. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook