01 de diciembre de 2019
01.12.2019

El profesorado de Religión sufre en Asturias un "permanente ERE", dice ANPE

01.12.2019 | 00:30

El profesorado de Religión sufre en Asturias un "permanente Expediente de Regulación de Empleo (ERE)". Así lo denunció ayer ANPE, tras reunirse el viernes el comité de empresa con la Consejería de Educación. "Cada curso se disminuyen jornadas de trabajo de docentes con contratos indefinidos de gran antigüedad. E ilógicamente, al mismo tiempo, se contrata nuevo personal para vacantes surgidas, varias de ellas de jornada completa", criticó Alfredo Mieres, delegado del colectivo en ANPE. Según este sindicato, el director general de Personal Docente, Miguel Ángel Barón, cerró la puerta a implantar un concurso de traslados para los profesores de Religión, "paralizando así todo el trabajo realizado durante cuatro años", en los que el equipo anterior de la Consejería había realizado "varios borradores" de la futura norma.

"Lamentamos la posición de la Consejería, que excusándose en la falta de tiempo y en las dificultades de un colectivo falto de regulación, no sepa responder a las urgentes necesidades, y vaya a seguir dejando pasar el tiempo", protestó ANPE. El problema viene produciéndose desde 2012, con la disminución de la carga lectiva de la asignatura que quedó en una hora semanal. Esto desencadenó, explica un colectivo formado en la región por 240 trabajadores, "progresivas bajadas de jornada y salario de 70 profesores con contrato indefinido con larga experiencia, algunos de ellos con más de 30 años de servicio".

Por otro lado, la Organización de Trabajadores de Enseñanza Concertada de Asturias (OTECAS) contestó al sindicato SUATEA, que afirmó que "la red privada concertada no solo no ha disminuido, sino que ha aumentado cada curso a costa de la pública". "Desde el año 85 hasta ahora se han cerrado en Asturias alrededor de 20 centros concertados y se han producido varias fusiones", expresa el secretario general de OTECAS, José Manuel Cueto. El sindicato mayoritario del sector recuerda además que "la mayoría de los centros concertados tienen un perfil de alumnos prácticamente indiferenciado del de los públicos". "Existen colegios concertados con un porcentaje elevado de alumnos de necesidades educativas especiales y otros que, por su ubicación, tienen un gran número de inmigrantes", añaden.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook