04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Los padres de alumnos de Primaria, los más conflictivos con los maestros asturianos

Un total de 49 docentes denunciaron el pasado curso haber sufrido acosos y violencia

04.12.2019 | 14:12
Montserrat Fernández y Gumersindo Rodríguez, del sindicato Anpe.

Un total de 49 docentes de diferentes centros educativos asturianos denunciaron durante el pasado curso haber sufrido acoso o violencia en el desempeño de su trabajo, según el informe del Defensor del Profesor elaborado por el sindicato ANPE, una cifra mayor de la computada el pasado año. La coordinadora del servicio, Montserrat Fernández, y el presidente de ANPE-Asturias Gumersindo Rodríguez, han presentado los datos del curso, entre los que destaca el número de incidencias en Educación Primaria, superior en 10 casos a los casos de Educación Secundaria. Así, en Primaria se registraron 26 casos, principalmente de padres hacia docentes, y en Secundaria 16.

Estos datos implican un incremento del 33% de docentes que han recurrido a los servicios del Defensor del Docente de ANPE frente a los 37 atendidos en el curso 2017-2018. De los 49 casos registrados -44 en centros públicos, dos en concertados y uno en privada-, 15 fueron de acoso, insultos o falsas acusaciones de las familias; cuatro fueron agresiones físicas a los docentes; 10 casos de faltas de respeto, insultos o agresiones del alumnado; dos casos de presión para modificar notas; y cinco casos de uso de las nuevas tecnologías como herramienta de acoso. En este último punto, desde ANPE reclaman una normativa básica que regule el uso de dispositivos con acceso a Internet en las aulas, ya que el acoso a través de estas vías es un problema "que seguirá creciendo". "Hay casos lamentables", ha indicado Gutiérrez.

En cuanto al papel de los padres y el incremento de la violencia de su parte a los docentes, desde ANPE recuerdan que son "responsables directos" del acoso a profesores en multitud de ocasiones y han pedido el "apoyo y la colaboración" de las familias y la Administración para que no se conviertan en "referentes negativos para sus propios hijos".

Reclama ANPE, a la luz de estos datos, la puesta en marcha de protocolos de actuación para los casos de agresiones al profesorado que sean "ágiles y de aplicación inmediata"; el desarrollo de un Plan de mejora de la convivencia escolar en Asturias; garantizar un plan de seguridad en los centros; la prestación de asistencia psicológica por parte de la Administración; y el impulso de una campaña de concienciación social dirigida a los padres "sobre su tarea educativa y la colaboración estrecha con el centro educativo".
El líder del sindicato educativo en Asturias ha emplazado a la Consejería de Educación a "coger el toro por los cuernos" en el acoso a profesores a través de la prestación de asistencia psicológica y jurídica, y que no "minimice" un problema por el cual los profesores afectados sufren cuadros de ansiedad, en algunos casos bajas médicas o depresiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook