04 de diciembre de 2019
04.12.2019
CONTENIDO PATROCINADO

Noreña escribe CALLOS con mayúsculas hace 52 años

Las jornadas gastronómicas dedicadas al popular plato se celebra hasta el lunes en la Villa Condal

04.12.2019 | 19:25
Noreña escribe CALLOS con mayúsculas hace 52 años

Noreña, capital gastronómica de Asturias, celebra este largo "puente de diciembre" con las fiestas de la Constitución y la Inmaculada, las Jornadas Gastronómicas de los Callos. Desde mañana viernes, hasta el lunes, cuatro jornadas en Noreña, para comer o cenar, uno de los platos emblemáticos del_Principado, los callos que con distintas denominaciones en España, son alimentación con amplia popularidad. Hay que señalar, sin falsa modestia, que en Noreña, las guisanderas, presumen, y no les falta razón, que los callos noreñenses son los mejores del mundo.

La Asociación de Hosteleros de Noreña, ejemplar en sus actividades que convoca a lo largo del año, celebró la presentación de la fiesta gastronómica, que cumple 52 ediciones en el espléndido marco del Hotel Cristina, en la tarde del martes, con numerosa asistencia de personas relacionadas con el evento gastronómico que fue pregonado por Jerónimo Granda. En su intervención, el cantautor, tras señalar que sus comienzos en los medios de comunicación, fueron en la emisora Radio_Noreña que funcionó algunos años en la villa Condal, recurrió al diccionario para comentar las distintas acepciones de callos, para finalizar con una "Oda al gochu astur celta" llena de alegría e ingenio.
La intervención de José Almeida, presidente de OTEA, que como vicepresidente de FADE se congratuló del homenaje que recibir la empresa "La Noreñense" en el acto, felicito a los hosteleros por mantener mas de cinco décadas la fiesta, señalando, como repite en ocasiones que "los hosteleros vendemos felicidad. En una mesa, con una buena comida y tiempo para reunirse no hay conflicto que no se revuelva".
La presentación de las jornadas de los callos en Noreña, registró momentos de emotividad al entregar la distinción anual a la familia de Blanco Fanjul, fundadores de La Noreñense, empresa que lleva el nombre de Noreña por toda España y es industria de referencia en platos preparados carnicos y de legumbres en lata. Se recordó con emoción a quienes hace mas de 50 años iniciaron esta aventura empresarial, José Blanco, (Pepe Sará), Enrique Rodríguez, Sara Mencia y Delfina Fanjul, y a todos aquellos que trabajaron en estas cinco décadas en su progresión en el campo alimentario.

La alcaldesa de Noreña, Amparo Antuña, tras señalar que en la Villa Condal, la palabra Callos se escribe con mayúscula, prometio estudiar presentar el plato en Madrid y dedicar un monumento a los gocheros (Sastres, Fusos, Alfredos o Nicasios) cuyas recetas siguen elaborando las guisanderas noreñenses. La alcaldesa comento que aunque las cartas de los casas de comida de la Villa Condal tienen muy buenas sugerencias, los comensales prefieren callos, sabadiegos, mollejas, adobu o cocido con moscancia que no se encuentran en otras localidades con la calidad que es tradición en el concejo noreñense.

En resumen, comer o cenar callos en Noreña, es la mejor opción gastronómica para éste puente en el_Principado. Los ofrecen en Bar La Plaza, Bar La Terrazina de la Nozalera, Cabido, Café Bar El_Retiro, Cafetería La Galbana, Calantha café bar, Casa El_Sastre, De Larriba café, El Café de Chelo, El_Rincón de Isa, El Topo Osteria, El Viejo Almacén, Hatchet, Hotel Cabeza, Hotel Cristina, La Tenería Cañas y Vinos, Marvic Café, Mesón El Garabayu, Miscelánea Gastro, Restaurante Elfiuchiti, Restaurante El Rosán, Restaurante Letual, Sidrería Guarapu, Sidrería El Orbayu, Sidrería La Sala, Sidrería Paco, Sidrería Restaurante El_Casero de la Villa Condal, Vinatería La Cepa de Baco y Vinoteca Envero. Todos ellos recomendables dado que la elaboración de los callos mantiene las lineas tradicionales de la hostelería de la Villa Condal. Por ello, no solamente en estas jornadas de exaltación del plato. Hasta bien avanzada la primavera, comer callos en Noreña es uno de los placeres de los paladares mas exigentes. Para callos, con mayúsculas, Noreña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook