14 de diciembre de 2019
14.12.2019

"Es un privilegio", dice el nuevo comandante militar de Asturias

El "boina negra" coronel Pardo de Santayana ofrece en Cabo Noval "compromiso y entrega" para seguir en la élite internacional

14.12.2019 | 00:19

"Debemos estar listos para emplear medios tecnológicamente avanzados y ser capaces de operar en todo tipo de entornos, integrándonos en estructuras multinacionales". Así resumía ayer el coronel Alfonso Pardo de Santayana Galbis su objetivo para los próximos dos años al frente del Regimiento de Infantería "Príncipe" número 3, que corresponde a la máxima responsabilidad del acuartelamiento Cabo Noval y de la Comandancia Militar de Asturias. Y para lograr el objetivo el "reto será alcanzar el mayor nivel de preparación y disponibilidad", para lo que ofreció su "compromiso y entrega", encomendándose a la Santina de Covadonga.

Las previsiones son que el año que viene uno de los batallones del "Príncipe" se integre en la unidad de intervención rápida de la OTAN (la brigada VJTF) a través del batallón "Zamora" de la BRILAT con base en Figueirido (Pontevedra). Y para 2021 hay previstos dos despliegues, uno en Irak y otro en Mali. Pero más allá de eso, "hay que estar preparados para la movilización inmediata", señaló el coronel Pardo de Santayana.

El acuartelamiento Cabo Noval acogió ayer el acto de entrega del mando del coronel Manuel Pérez López, tras dos años al frente del Regimiento "Príncipe" número 3, a su sustituto. Presidido por el General Jefe de la Brilat "Galicia" VII, Luis Cortés Delgado, asistieron la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, las principales autoridades militares y de las fuerzas de seguridad del Estado en el Principado, y el alcalde de Siero, Ángel García.

Más distendido una vez finalizado el acto, el nuevo comandante militar de Asturias aseguró que la primera toma de contacto con su nuevo destino es "un privilegio, por el impresionante paisaje y este recibimiento. No se imaginan lo que supone para un militar que te den el mando de un regimiento con tantísima historia y prestigio como el Regimiento 'Príncipe' (número 3), con dos batallones, casi 1.200 hombres y ser comandante militar de Asturias, una tierra bendecida".

Incidió, una vez más, en que pese "al orgullo y el honor" que supone su nombramiento, "el reto es muy importante, porque estar a la altura del esfuerzo y el compromiso de mis antecesores será difícil". Eso sí, incidió en que "vengo con muchísima ilusión" y remarcó que "personal de esta brigada repelió un ataque terrorista en Mali el año pasado, en una operación que supone reaccionar en segundos, y eso no se improvisa, sino que requiere una enorme preparación".

El coronel Pardo de Santayana ha sido jefe de la II Bandera paracaidista "Roger de Lauria" -convertida en 2015 en Bandera de Infantería Protegida. Pertenece a una larga estirpe militar, familiar del que fuera coronel del regimiento Francisco Rosaleny, hoy general de división y director del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas. El nuevo comandante militar es un "boina negra", distintivo de los paracaidistas, y durante su carrera profesional participó en misiones en Bosnia Herzegovina, Kosovo, Afganistán e Irak.

Pero los soldados y mandos a los que va a pilotar durante los próximos dos años ya sabían todo esto. Así que su nuevo responsable hizo una presentación mucho más personal: "Estoy casado con María desde hace 26 años y tenemos ocho hijos que hoy, gracias a Dios, nos acompañan".

También hizo referencia a su personalidad, profundamente religiosa, y de sentimiento "profundamente infante. Entiendo la vida en el campo, con la mochila a la espalda y el fusil en la mano". Y "humildad", con la que llega "a esta unidad centenaria".

El coronel Pardo de Santayana indicó a continuación que espera del regimiento que pilota "lealtad y comprensión, ilusión y optimismo, disciplina y espíritu crítico para mejorar en aquello que sea posible". Y no ocultó que van a ser dos años de intenso trabajo, "convencidos de que la exigencia en la instrucción diaria nos permitirá contar con personal física, técnica y psicológicamente preparado para ser empleado en las operaciones que España demande".

Y para finalizar, unas palabras para los infantes de los batallones "San Quintín" y "Toledo", cuya fama "les precede": "Sois la sólida y fiel infantería de línea, la heredera de los Tercios. La que como pago a su entrega sólo pide el puesto de mayor riesgo y fatiga".

El desfile militar y el vuelo del águila "Xana", emblema del "Príncipe" que representa fortaleza y valor, pusieron fin al acto castrense de relevo en el mando militar en Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook