DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mil pacientes con espera quirúrgica de más de seis meses, desafío hasta fin de año

El 90% de los enfermos con demora superior a 180 días son del HUCA l La lista duplica las cifras del año pasado y cuadruplica la de 2017

Mil pacientes con espera quirúrgica de más de seis meses, desafío hasta fin de año

Mil pacientes con espera quirúrgica de más de seis meses, desafío hasta fin de año

El desafío se resume en una cifra muy fácil de memorizar: 1.001. Es el número de pacientes que, a finales del pasado mes de noviembre, llevaban más de 180 días esperando para ser operados en los hospitales públicos de la región. De ellos, 900 corresponden al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

El reto que todos los años se plantea la Consejería de Salud del Principado, y que en algunos casos establece la normativa legal autonómica, consiste en cerrar el ejercicio sin demoras superiores a seis meses. Para lograrlo, la Administración sanitaria ha puesto en marcha un programa de operaciones por las tardes. Con la particularidad, solo comprensible en un galimatías organizativo como es la red sanitaria pública, de que, desde hace varias semanas, es habitual que la actividad quirúrgica en horario de mañanas se vea sensiblemente recortada por escasez de anestesistas.

¿Son muchos 1.001 pacientes en lista de espera de más de 180 días? Son muchos, en efecto. En concreto, más del doble que hace un año y casi el cuádruple que hace dos años. A finales de noviembre de 2018 eran 453 los enfermos que aguardaban más de medio año para pasar por el quirófano. Y el año terminó con pocos menos: 399. En 2017, a finales de noviembre eran 254 los usuarios con más de seis meses de demora quirúrgica, y el ejercicio se cerró con 107.

Estas cifras ponen de relieve que la situación actual de los hospitales de la región -en unos más que en otros- es complicada. Además, diciembre no es un mes fácil para adoptar medidas correctoras por la multitud de días festivos. El decreto autonómico que establece un límite a los tiempos de espera en algunas prestaciones sanitarias entró en vigor el 8 de noviembre de 2018 y fija tres topes. Por una parte, 60 días (dos meses) para colonoscopias, mamografías, ecografías, tacs y resonancias. También 60 días para consultas de Ginecología, Oftalmología, Traumatología, Dermatología, Otorrino, Neurología, Cirugía General, Urología, aparato digestivo y Cardiología. Y 180 días (seis meses) para intervenciones de cirugía cardiaca (valvular y coronaria), operaciones de cataratas, histerectomías e implantes de prótesis de cadera y rodilla. Concluir 2019 cumpliendo estos plazos es un logro de muy difícil consecución. En pocos días conoceremos el desenlace.

Compartir el artículo

stats