El 2020 empieza muy fuerte en el Teatro Jovellanos de Gijón gracias a Divertia. Dos propuestas teatrales de enorme nivel y uno de los conciertos más importantes de la temporada tendrán lugar en las tablas del emblemático espacio escénico gijonés durante el primer mes del año. Se trata de las obras de teatro “La Ternura”, el próximo 2 de enero, y “Caperucita: lo que nunca se contó”, el día 3. Dulce Pontes mostrará todo su arte el día 18. Las entradas para estos tres espectáculos y para el resto que tendrán lugar durante el primer semestre del año, ya están a la venta a través de la web www.teatrojovellanos.com o en taquilla. Regalar arte y cultura es siempre una buena opción durante estas fiestas.

“La Ternura”

Ganadora del premio Max 2019 al mejor espectáculo teatral se representará el día 2 a las 20.30 horas. Alfredo Sanzol, inspirado en el universo de las comedias de Shakespeare, dirige el montaje “La Ternura” una comedia de leñadores y princesas en la que intenta trasladar la imposibilidad de protegernos del daño que produce el amor, porque si queremos amar nos tenemos que arriesgar a sufrir. Estrenada el 27 de abril en el escenario de la Sala José Luis Alonso de Teatro de la Abadía (Madrid), una vez más el director se rodea de su equipo de confianza, no solo en el reparto (Paco Déniz, Elena González, Natalia Hernández, Juan Antonio Lumbreras, Carlos Serrano y Eva Trancón) sino también en la escenografía y vestuario.

“La Ternura” cuenta la historia de una reina algo maga y sus dos hijas princesas que viajan en la Armada Invencible obligadas por Felipe II a casarse en matrimonios de conveniencia con nobles ingleses una vez se logre con éxito la invasión de Inglaterra. El juego, el engaño, los cambios de identidad, la confusión de personalidades, los espacios como elementos mágicos, los bosques, las islas… todo ello forma parte del imaginario shakesperiano interiorizado los Sanzol y trasladado al teatro de una manera magistral.

El premio de las entradas es de 20 euros en butaca, 18 en entresuelo y 15 en general.

“Caperucita: lo que nunca se contó”

Habrá dos representaciones de esta obra familiar recomendada para niños a partir de 5 años el día 3 a las 17.30 y a las 19.30 horas, de una hora de duración cada una. El montaje se impuso en el VI Certamen Barroco Infantil del XL Festival de Teatro Clásico de Almagro 2017, logrando también el premio FETEN 2017 al “Mejor Texto”.

¿Caperucita, otra vez? ¿Cuántas veces se ha contado este cuento? Muchas, miles, millones. Tantas como madres y padres se lo contaron a sus hijos. Comenzó como un cuento popular que pasaba de boca en boca; Charles Perrault lo hizo libro. Los hermanos Grimm salvaron a la abuela y a Caperucita, introduciendo al leñador. Y se hicieron muchas películas. ¿Vale la pena volver a contarlo? Gracias a esta obra sí, pues se contará de una manera muy especial, jugando con los personajes y transformando el relato en una comedia de enredos dislocados en la que nada es como debería ser.

Las entradas tendrán un coste de 10 euros y para los niños menores de 12 años, 5 euros. Con el abono familiar habrá un descuento del 20 por ciento.

Dulce Pontes

La esperada actuación de Dulce Pontes será el día 18 a las 20.30 horas. Las entradas tendrán un coste de 28 euros en butaca, 25 en entresuelo y 15 en general.

Dulce Pontes, una de las intérpretes más exquisitas de nuestro tiempo, regresa de acompañar al mismísimo Ennio Morricone en su última gira y de poner al público en pie en los más grandes auditorios de todo el mundo. Esta vez se sube al escenario acompañada de Daniel Casares a la guitarra y Yelsy Heredia al contrabajo, con la idea de retornar a la sencillez y de alejarse de lo orquestal para volver a la esencia primera del alma pura de la canción.

En el Teatro Jovellanos ofrecerá el espectáculo “30 años de música” que es el resultado de un proceso de purificación, donde se busca ofrecer la canción con los elementos imprescindibles para llegar a la esencia de la emoción primera en que se componen: evocar el brillo de la amistad sincera, los fugaces pero intensos encuentros en los ensayos improvisados, en las salidas previas a los grandes conciertos o en las noches sin fin de risas, confidencias y alegrías.