07 de enero de 2020
07.01.2020

Asturias, sin guajes y sin Niño: la región, una de las pocas sin un gran premio

Los asturianos se conforman con las terminaciones, como en Pravia y Tapia l Un vecino de Cangas de Onís gana 78.268 euros en la quiniela

07.01.2020 | 00:42
Asturias, sin guajes y sin Niño: la región, una de las pocas sin un gran premio

A perro flaco, todo son pulgas, dice el refrán. Era previsible y ya con la suerte jugada se puede decir: estaba claro que el sorteo de El Niño iba a dejar de lado a Asturias. Cómo no. En una comunidad en la que no nacen guajes -la sangría poblacional es un drama de unos años para acá- chocante sería que el sorteo de la lotería dedicado a los mismos cayera en la región. Y eso que los asturianos son los segundos que más gastan (23,48 euros por habitantes) después de los de Castilla y León. (Puedes comprobar los décimos en este enlace)

Pintaron bastos ayer para Asturias, que se consuela con un puñado de euros en terminaciones de los 700 millones en premios grandes que repartieron los bombos prácticamente por toda España. El Niño solo dejó de lado a los asturianos, además de a los riojanos, aragoneses, baleares y ceutíes.

Así las cosas toca hoy irse a las administraciones -en su mayoría cerradas ayer por ser festivo- para comprobar los décimos y ver si se rasca alguna terminación. Y a consolarse con éstas. Algún euro se ha arañado. Aunque poco, supo a gloria a sus propietarios.

Es el caso de los que tengan lotería del Club Atletismo de Pravia (CAP), que se llevan 8 euros por papeleta adquirida, de 5 euros. En el Occidente también hubo suerte en Tapia de Casariego.

Más de una alegría se habrán llevado los compradores de la lotería de la plataforma "Oro No", una de las pocas que repartió algo de suerte por la comarca occidental. El número 18742 que el colectivo tapiego que lucha contra la apertura de una mina de oro en Salave eligió para el sorteo de Reyes resultó agraciado con 24 euros por papeleta. Consideran que es "bueno" repartir suerte, sobre todo porque es un estímulo para que la gente se siga animando a comprar. La entidad saca a la venta lotería todos los años para autofinanciarse y tener fondos con los que contratar a abogados y expertos para los contenciosos y las alegaciones que presentan periódicamente en su batalla contra el plan minero tapiego.

"Prácticamente desde que empezamos vendemos lotería. Ya somos veteranos", precisan. El de ayer fue uno de los mayores premios que han repartido.

En Gijón, una de las ciudades que siempre triunfa en los sorteos, los que se resistían ayer a quedarse a dos velas con El Niño hicieron todo tipo de pruebas. Al final, resultó que por poco. El número anterior al primer premio, el 57341, fue vendido en la Villa de Jovellanos. El "casi" de Gijón fue lo más cerca que estuvieron los asturianos de disfrutar la gloria de El Niño.

Tuvo que ser el fútbol -y no por las alegrías que los dos grandes equipos, Sporting y Oviedo, y dan a sus aficionados- el que dejase ayer algo que celebrar en el Principado.

Un boleto de 14 aciertos en la quiniela del domingo, validado en la administración número dos de Cangas de Onís, resultó premiado con 78.268 euros. Fueron 14 los aciertos del atinado apostador entendido en fútbol. Junto a él también hubo afortunados similares en León capital, Camponayara (León), Mallabia (Vizcaya), La Raya (Murcia) y Cala Millor (Islas Baleares). Curiosamente el único acertante del pleno al quince, que ganó algo más de 2,8 millones, selló su boleto en Salobreña (Granada), donde cayó parte del gordo de Navidad en 2018.

Doña Manolita no falla

El sorteo de El Niño deja muchas curiosidades en España, como la citada de los grandes premios regaron prácticamente todo el país, 13 de las 17 comunidades. Entre ellas, el mayor pellizco se fue hasta la localidad toledana de Quintanar de la Orden, donde los afortunados se llevaron 80 millones del primer premio. El segundo también estuvo muy repartido, mientras que el tercero fue en exclusiva para Valladolid y Torrent (Valencia), donde se embolsaron 12,5 millones de euros.

No podía faltar en un día de lotería tan popular alusiones a la famosa administración madrileña Doña Manolita. Todos los loteros quieren que su local se parezca al de la calle del Carmen. Una vez más no defraudó. El negocio vendió una serie del primer premio, diez décimos que puso a la venta el pasado 21 de diciembre, justo el día que esta emblemática administración madrileña tuvo que cerrar durante unas horas debido a la caída de varios cascotes de la cornisa por el fuerte viento que azotaba Madrid.

Queda también consolarse que no tocó en Asturias, pero cerca e incluso -de momento no se sabe- puede que haya algún asturiano afortunado. Y es que parte del primero premio se vendió en Veguellina de Órbigo, una localidad leonesa de apenas 2.000 habitantes y destino habitual de muchos asturianos durante el verano. El titular de la administración, Tomás Fernández, estaba contento: es el premio más importante dado en los 30 años que lleva abierto el establecimiento. El lotero confía en que gran parte de los 2 millones que repartió se quedarán en el pueblo. Así que los veraneantes asturianos, también sin El Niño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído