09 de enero de 2020
09.01.2020
MÁS DOMINGO

La jueza Lamela rechaza el recurso del mayor condenado por incendio

El quirosano Delfín G. L., con una pena de tres años y cinco meses por un fuego en Grandas de Salime, tendrá que ingresar en prisión

09.01.2020 | 00:56

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de casación presentado por el quirosano Delfín G. L. contra la condena de tres años y cinco meses que le impuso la sección tercera de la Audiencia Provincial por un incendio intencionado en Grandas de Salime en abril de 2017, que la sala de lo civil y penal del TSJA ratificó. Se trata de la mayor condena, al menos en Asturias, contra un incendiario. En un auto de la sala penal del Supremo, del que ha sido ponente la magistrada Carmen Lamela, se rechaza la admisión del recurso al considerar que no se aportan nuevos argumentos a los ya esgrimidos. Ratifica así la condena y aboca al quirosano a ingresar en prisión.

La sentencia condenatoria -que seguía al escrito de acusación elaborado por el fiscal Alejandro Cabaleiro- estableció que "sobre las cuatro y veinte de la tarde del 20 de abril de 2017, el acusado había accedido a la zona del Mirador del embalse de Grandas de Salime, en el lugar de Buspol, y en una zona cercana a un poste de alta tensión, provocó un incendio en un monte de pinos, robles, castaños, abedules y matorral". Añadía que, "dadas las condiciones de riesgo, que era extremo, el fuego se propagó rápidamente y de forma virulenta, siendo precisa la intervención del servicio de bomberos del Principado y de efectivos del Ministerio del Medio Ambiente, que no lograron extinguir las llamas hasta la noche del 24 de abril, al verse facilitado por las condiciones orográficas, temperaturas y vientos".

Las llamas afectaron a 590,49 hectáreas, 340,57 de ellas arboladas, así como un total de 37 parcelas catastrales. Los gastos de extinción por el SEPA ascendieron a 314.889,6 euros. Los perjuicios medioambientales se valoraron en 1.279.739,89 euros por la gran extensión y los importantes efectos erosivos, con posibilidades de afección a las aguas del embalse, sin olvidar los efectos de larga de duración en el terreno por el arrastre de materiales y la pérdida de semillas.

El incendiario fue descubierto gracias a un operario que se encontraba realizando reparaciones en una torre de alta tensión. El trabajador vio salir del bosque al acusado justo en el momento en que surgía el fuego. Dio una descripción de sus ropas, de su vehículo y hasta hizo fotografías que aportó a la Guardia Civil.

Encendedores

Cuando los agentes interceptaron el vehículo, encontraron en el maletero varios encendedores y un envase de gas inflamable, justo los medios que los integrantes de la Brigada de investigación estimaron como iniciadores del incendio. En el juicio, el quirosano adujo que simplemente había acudido con su novia para hacer una ruta turística.

Para la jueza Lamela, el recurso presentado ante el Supremo, "no alega ni plantea argumentos distintos de los ya esgrimidos con anterioridad, que permitan a esta sala advertir y apreciar cuáles son las razones que podrían dar lugar a un pronunciamiento que se apartara de las conclusiones obtenidas en las dos instancias previas a la casación. Especialmente teniendo en cuenta que la impugnación de la sentencia de primera instancia ha recibido por parte del órgano de apelación (TSJA) una respuesta lógica, motivada y razonable y que respeta la reiterada jurisprudencia sobre el particular".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído