DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gripe satura el HUCA: doce horas a la espera de una cama

Los médicos prevén que bajará la presión asistencial en el área de Urgencias el fin de semana y un nuevo pico de pacientes el lunes

La gripe satura el HUCA: doce horas a la espera de una cama

La gripe satura el HUCA: doce horas a la espera de una cama

Los equipos sanitarios de los principales hospitales de la región están trabajando a destajo ante el aluvión de pacientes que está generando una gripe que este año llega de forma más agresiva. Los médicos destacan que se está produciendo el ingreso de pacientes más jóvenes de lo habitual, como el caso de un ovetense que ayer acudió a urgencias y acabó siendo testigo de la saturación que sufren los centros hospitalarios: tuvo que esperar doce horas después de que decidiesen su ingreso y hasta que le encontraron una cama.

Según el relato de quienes le acompañaron, llegó "a las tres de la madrugada" a urgencias del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y "a las seis" le confirmaron que padecía una "fuerte gripe con complicaciones", por lo que era conveniente "ingresarlo para tenerlo controlado" y en observación.

Una vez se tramitó el citado ingreso, el personal sanitario ya les advirtió de que la búsqueda de cama y habitación "iría lenta dada la situación" de saturación en el centro hospitalario. Pero no se imaginaban que tanto.

Pasó toda la mañana y el enfermo seguía "allí, plantado en el mismo box donde lo habían dejado". Eso sí, recalcan en el relato de lo sucedido, "en todo momento se apreciaba mucha diligencia en el personal, que no paraba de trabajar y organizar". Aunque quizás toda mano era poca dado que "los pasillos estaban llenos de gente constantemente a medida que avanzaba el día".

No fue hasta la seis de la tarde cuando el hospital encontró acomodo al paciente en una habitación junto a otro enfermo de gripe y con visitas restringidas, que se deben efectuar con mascarilla y otras precauciones y bajo supervisión del personal de enfermería.

Fuentes del HUCA, que destacan el "gran esfuerzo" de todo el equipo sanitario, presumieron ayer que a lo largo del fin de semana se producirá una pequeña reducción del número de pacientes que visiten el servicio de Urgencias, pero puede haber un repunte el lunes registrándose, de nuevo, una cifra elevada de enfermos asistidos. La gripe ya obligó a reabrir una planta del Monte Naranco, a convertir habitaciones dobles en triples en Cabueñes e incluso a habilitar un gimnasio para camas en el Valle del Nalón.

Compartir el artículo

stats