15 de enero de 2020
15.01.2020
Vista para sentencia la causa sobre la elección del juez de paz

La Fiscalía acusa al secretario de Somiedo de mentir para apoyar al Alcalde

El funcionario asume que cometió "un error de apreciación", pero el ministerio público mantiene la petición de inhabilitación del gobierno local

15.01.2020 | 01:11
Belarmino Fernández.

Giro sorpresa en el juicio por supuesto delito prevaricación en el proceso para cubrir el puesto de juez de paz de Somiedo. La Fiscalía acusó ayer al secretario, que es también tesorero e interventor del Ayuntamiento de Somiedo, de mentir para apoyar al alcalde, Belarmino Fernández Fervienza, y a otros cuatro concejales socialistas en el juicio sobre supuesta prevaricación en el proceso abierto en 2016 para cubrir los puestos de juez de paz titular y suplente. El ministerio público mantuvo la petición de 14 años de suspensión para el regidor, y 10 para sus compañeros del grupo municipal del PSOE por prevaricar para impedir la elección de una de las candidatas, sobrina de una edil de Foro. Las defensas interesaron la absolución de sus clientes.

El juicio quedó visto para sentencia tras la declaración de la concejala Josefina Álvarez, tía de una de las aspirantes al puesto de juez de paz, un administrativo y el único funcionario estatal que trabaja para el consistorio somedano.

Tomás N. B., que desempeña el triple cometido de secretario, tesorero e interventor en el Ayuntamiento de Somiedo, y también en el de Belmonte, reconoció que había asesorado al Alcalde en la convocatoria para cubrir el puesto de juez de paz del municipio. El funcionario admitió que cometió "un error de apreciación" cuando tras el primer pleno sobre el asunto, en el que Foro planteó que dos de las aspirantes eran incompatibles al trabajar en el Ayuntamiento, aconsejó al Alcalde dictar un decreto donde se establecía dicha incompatibilidad y se ampliaba el plazo para seguir adelante con la convocatoria, en la que estaba una tercera candidata, Sara Álvarez, sobrina de una concejala de Foro. En el transcurso de sus respuestas a la fiscal, hubo una serie de imprecisiones y dudas por parte del funcionario. El propio magistrado, Javier Begega, le preguntó cómo explicaba que primero hubiese informado de la incompatibilidad de las dos empleadas municipales y luego interviniera en un decreto que decía lo contrario. "Evidentemente me equivoqué en el decreto", testificó el secretario.

Este litigio ha tenido un largo recorrido, que generó una sentencia en vía contencioso administrativo, al término del cual hubo una nueva convocatoria, un año después, a la que ya no se presentó la sobrina de la edil de Foro. Las explicaciones del funcionario, que descargaban de responsabilidad al Alcalde y sus ediles, lejos de convencer al Ministerio Público le reafirmaron en su tesis acusatoria. "Ha mentido", sostuvo la fiscal, que pidió deducir testimonio de la declaración del funcionario. Ahora, los magistrados deben dilucidar no solo sobre la culpabilidad del gobierno local somedano si no también si abre otra causa al secretario, interventor y tesorero de Somiedo y Belmonte de Miranda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído