Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

León-Benavente, un infierno de baches que el Ministerio no acaba de reparar

Fomento formalizó en octubre el contrato para reconstruir el tramo en mal estado, de 53,2 kilómetros, pero la obra no ha comenzado

Vehículos en una zona en mal estado del tramo León-Benavente de la autovía Ruta de la Plata.

Vehículos en una zona en mal estado del tramo León-Benavente de la autovía Ruta de la Plata. MARCIANO PÉREZ / DIARIO DE LEÓN

Viajar de Asturias a Madrid por carretera se ha convertido en un suplicio. Y no solo porque los conductores se vean obligados a pagar los dos peajes más caros de la red estatal, los del Huerna y el Guadarrama, sino porque, además, justo entre los dos tramos de pago, en

El departamento que ahora ha pasado a llamarse de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana adjudicó la reparación de la plataforma que conduce de la capital leonesa a la segunda localidad zamorana el pasado mes de octubre, en 6,4 millones de euros. Previamente se había reconstruido la plataforma que utilizan los vehículos que avanzan en sentido León, una obra que avanzó al ralentí, por pequeños tramos, y en la que también se registraron grandes retrasos.

Los numerosos baches y grietas que presenta el trayecto entre León y el límite con Zamora obligan al Gobierno central a acometer su reconstrucción. Los técnicos ministeriales ya advirtieron desde el primer momento que el problema del tramo era estructural, así que Fomento tiene que demoler el firme, excavar a más profundidad y volver a rehacer el asfaltado nuevo por completo, capa a capa.

El deficiente mantenimiento de la A-66 entre León y Benavente ha provoca que decenas de vehículos se queden "tirados" al reventar las ruedas, dañarse los amortiguadores o sufrir machacones en los bajos. Tanto así que los talleres mecánicos del entorno de la autovía Ruta de la Plata han visto crecer el número de clientes, algunos de los cuales sopesan reclamar daños y perjuicios al Ministerio.

Solo en un día, a mediados de diciembre, en plena tormenta, al menos 15 coches quedaron "tirados" en la autovía al reventar sus ruedas entre los puntos kilométricos 180 y 195 de la vía. Precisamente la segunda fase de la reforma del tramo afecta a 53,2 kilómetros de autovía, entre los kilómetros 143,1 y 196,3. Al trámite de licitación concurrieron 69 empresas y resultó ganadora la sociedad gallega Misturas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats