20 de enero de 2020
20.01.2020

Baja el consumo de alcohol entre los jóvenes asturianos y aumentan los de cigarrillos electrónicos y ansiolíticos

El hábito del tabaco continúa en mínimos históricos, con un 8,5 por ciento | La percepción del riesgo de consumir sustancias aumenta entre los adolescentes

20.01.2020 | 15:41
Baja el consumo de alcohol entre los jóvenes asturianos y aumentan los de cigarrillos electrónicos y ansiolíticos

El consumo de alcohol sigue bajando entre los jóvenes asturianos. Los resultados de la última Encuesta sobre el Uso de Drogas en Enseñlanza Secundarias en España (Estudes) reflejan que, por sexos, el consumo de alcohol en los últimos treinta días se sitúa en el 54 por ciento en los chicos y en el 57 por ciento en la chicas, frente al 78 y 83 por ciento respectivamente que se registraba hace siete años. También hay unana tendencia decreciente en los atracones o ingestas masivas, que han pasado del 45 por ciento en 2012 al 30 por ciento en la actualidad.

El alcohol sigue siendo, según la encuesta, la droga de inicio al consumo más temprano, con una edad media situada e los 14 años. Le siguen los hipnosedantes y el tabaco.

Estas dos sustancias suponen, de hecho, la cara y la cruz de los hábitos de los jóvenes. El consumo de tabaco a diario se mantiene en mínimos históricos, con una media del 8,5 por ciento, con un consumo del 9 por ciento en chicos y un 8 por ciento en chicas, un aspecto que va contra la tendencia que había hasta ahora. No obstante, el cigarrillo electrónico ha cobrado un gran auge. El consumo experimental de estos cigarrillos se ha triplicado, pasando del 12 al 39 por ciento. Esta forma de fumar, advierten los expertos, crea adicción, es perjudicial y supone, también, una puerta de entrada al consumo del tabaco.

Otro dato preocupante es el aumento del consumo de hipnosedeantes o benzodiacepinas. El 13,4 por ciento de los estudantes de secundaria reconoce haber consumido estos fármacos, con o sin receta médica, en el último año, y el 7,5 dice que los ha tomado en el último mes, lo que supone la tasa más alta registrada desde 2004. La chicas recurren más que los chicos a estos medicamentos para tratar la ansiedad y los trastornos del sueño. Son el 8,8 por ciento de las encuestadas, frente al 6,2 por ciento de los varones. Los responsables sanitarios han alertado de la normalización social del consumo de estos medicamentos, que pueden provocar problemas de salud y dependencia.
En cuano a las drogas ilegales, el cannabis es la más consumida entre los jóvenes de 14 18 años. El consumo es más elevado entre los varones, aunque las diferencias entre sexos sean reducido en la última década (15 por ciento de chicos y 12 por ciento de chicas en los últimos treinta días).

El consumo de cocaína se mantiene bajo: 0,9 por ciento de las chicas y el 1,9 por ciento de los chicos.

El juego es otra de las adicciones que han experimentado un incremento, con un 12,8 por ciento de la poblacio´n de estudiantes de 18 años en situación de jugadores problemáticos. Estadísticamente, hay más mujeres que juegan, la forma de jugar de la mayoría es más moderada.

Otro parámetro estudiado es el uso compulsivo de internet, que se mantiene respecto a la encuesta anterior, y es superior en las chicas (un 23 por ciento) que en los chicos ( un 14 por ciento).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído