DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coste de los salarios de los diputados de la Junta General casi se duplica desde 2002

La factura de los grupos políticos del Parlamento regional se ha triplicado, al pasar de 901.000 euros a los más de tres millones en este ejercicio

El coste de los salarios de los diputados de la Junta General casi se duplica desde 2002

El coste de los salarios de los diputados de la Junta General casi se duplica desde 2002

La profesionalización de la política pasa factura a las arcas del Principado. La Junta General ya consume el doble de recursos que hace dos décadas, cuando el Parlamento asturiano abandonó el sistema de retribución mediante dietas y empezó por liberar a un tercio de sus diputados. Ahora ya son más de 40 los parlamentarios con dedicación exclusiva y el coste de su masa salarial casi se ha visto duplicado también desde 2002, tras la reciente subida, a rebufo de la aprobada por el Gobierno central para el conjunto de los empleados públicos. El incremento aún ha sido mayor en la financiación de los grupos parlamentarios, que ya cuesta el triple que a principios de siglo.

El Parlamento asturiano dejó encarrilada la subida salarial de un 2,3 por ciento para sus diputados a finales del pasado año, siempre y cuando ese incremento fuese el aplicado por el Gobierno central para el conjunto de los empleados públicos. Solamente Podemos y Vox votaron en contra, aunque sus diputados también se verán beneficiados de esa medida. En principio, el incremento será del 2 por ciento pero las tres décimas adicionales se harán efectivas si se aplican, como ya ocurrió el pasado año, fondos adicionales a partir del segundo semestre de este año.

La estimación de gastos del Parlamento autonómico forma parte del Presupuesto del Principado aprobado el pasado mes de diciembre para el ejercicio de 2020. En esa previsión aparecen consignados 2.632.000 euros para las retribuciones de los diputados autonómicos, una cifra en la que ya viene recogido el incremento recién aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez para el conjunto de los empleados públicos. Esta cantidad supone casi el doble de la que tenía asignada esa misma partida en el Presupuesto autonómico de 2001 y 2002, cuando ascendió a 1.442.430 euros. Es decir, el salario medio de los diputados de la Junta General creció en un 82 por ciento en las dos últimas décadas, pasando de unos 2.300 euros a 4.177 euros. De hecho, la partida consignada este año para sueldos es la mayor de la historia, pese a que el presupuesto global del Parlamento asturiano, fijado para este ejercicio en 15,1 millones de euros, todavía está por debajo del que tenía la Junta General antes de la gran recesión económica, en 2009, cuando ascendió a 15,6 millones.

A partir de 2011, la crisis obligó a los diputados y a instituciones como la Junta General a apretarse el cinturón y a poner coto a lo que había sido un gasto expansivo. Los recortes llegaron tanto a los sueldos de sus señorías como a los del resto del personal (asesores y funcionarios). El único concepto que apenas experimentó rebajas en sus presupuestos fue el de las asignaciones a los grupos parlamentarios, principal fuente de financiación que sostiene a los partidos políticos. Esa factura se ha triplicado, pasando de los 901.518 euros de 2002 a los 3 millones de euros que alcanzará en este ejercicio. Es decir, la factura política se ha visto triplicada, en buena medida debido al aumento de partidos con representación en la Junta General, que en la actualidad ya son siete después de que el Parlamento asturiano se convirtiese desde el pasado mes de septiembre en el único del país donde hay grupos parlamentarios de solo dos miembros.

Compartir el artículo

stats