Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lista de espera en el HUCA: ocho meses y medio para acudir al traumatólogo

Un vecino de Nava de 79 años que "apenas camina" y cuyo médico de familia prevé que necesite dos prótesis de cadera es citado para octubre

La lista de espera en el HUCA: ocho meses y medio para acudir al traumatólogo

La lista de espera en el HUCA: ocho meses y medio para acudir al traumatólogo

El hombre tiene 79 años y las dos caderas muy tocadas. "Apenas camina, cada día está peor", explica su yerno. Su médico de cabecera apuntaba inicialmente a problemas en las rodillas; ahora sospecha que lo que necesita es un recambio de las dos caderas, y que una de las prótesis es

El presente caso tiene como protagonista a un vecino del concejo de Nava que cada día presenta más dificultades para moverse. Por suerte, su hija y su yerno están muy pendientes tanto de él como de su mujer. Si su médico del centro de salud está en lo cierto, se verá abocado a pasar por el quirófano en dos ocasiones. Pero habrá que ver a qué ritmo se desarrollan los acontecimientos.

La cita con el traumatólogo fue emitida el pasado día 5. Y tiene como fecha de consulta el próximo 20 de octubre a las 11.00 horas de la mañana. Justamente ocho meses y medio de espera. "Veremos cómo está mi suegro para esa fecha; desde luego, el deterioro que le estamos viendo en estas semanas es bastante intenso", indica su yerno.

¿Cuáles son los tiempos máximos de espera desde el punto de vista legal? El decreto fija tres topes. Por una parte, 60 días (dos meses) para colonoscopias, mamografías, ecografías, tacs y resonancias. También 60 días para consultas de ginecología, oftalmología, traumatología, dermatología, otorrino, neurología, cirugía general, urología, aparato digestivo y cardiología. Y 180 días (seis meses) para intervenciones de cirugía cardiaca (valvular y coronaria), operaciones de cataratas, histerectomías e implantes de prótesis de cadera y rodilla.

Horas extraordinarias

El caso que aquí tratado vulnera la citada normativa en dos aspectos. Por una parte, en cuanto a la demora de la consulta, que en vez de dos meses será de ocho meses y medio, si nadie lo remedia. Por otra, y de forma derivada, en lo relativo a la cirugía, siempre que se cumpla el vaticinio del médico de familia, que habla de la necesidad inmediata de implantar una prótesis de cadera. El usuario debería ser operado en un máximo de seis meses, pero el plazo real amenaza con ser notablemente más elevado; si bien es cierto que, en rigor, los tiempos empiezan a computar cuando el especialista prescribe la intervención quirúrgica.

Como en repetidas ocasiones se ha hecho eco este periódico, la especialidad de traumatología es una de las que registra mayores retrasos. Otras disciplinas médicas en situación similar son oftalmología o urología. En ocasiones, las demoras de consultas han llegado a un año.

Después de años de supresión de las horas extraordinarias, el Servicio de Salud del Principado (Sespa) ofreció tiempo atrás a los especialistas de determinadas disciplinas la opción de pasar consulta por las tardes para acortar plazos. Traumatología estaba incluida en este plan, debido a que en el mercado no hay especialistas susceptibles de ser contratados. Según ha podido saber este periódico, la respuesta de los traumatólogos ha sido muy tibia debido a que estos especialistas son mucho más proclives a operar que a pasar consulta.

Según los últimos datos publicados por la Consejería de Salud, correspondientes al pasado 31 de diciembre, la espera media para las primeras consultas de traumatología es de 115 días en el conjunto de Asturias y de 155 días en el HUCA.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats