Asturias no sufrirá el apagón de la TDT (Televisión Digital Terrestre) por el denominado segundo dividendo digital, que obliga a cambiar de frecuencia los canales de televisión. El Principado fue la primera comunidad autónoma en completar ya en marzo de 2015 la liberación de la banda televisiva que ocupará en un futuro inmediato el 5G. La Consejería de Ciencia, de quien depende el servicio de telecomunicaciones, confirmó ayer que la distribución de frecuencias no experimenta ningún cambio y no es necesario adaptar antenas ni resintonizar canales. La migración de frecuencias de la TDT sí se produce en otras regiones para liberar espacio radioeléctrico.