Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Narbona: "Morán ha jugado un papel extraordinariamente valioso para España"

La presidenta del PSOE fue jefa de campaña en su última etapa política, el Ayuntamiento de Madrid

Fernando Morán, flanqueado por Cristina Narbona y Matilde Fernández, en el Ayuntamiento de Madrid.

Fernando Morán, flanqueado por Cristina Narbona y Matilde Fernández, en el Ayuntamiento de Madrid. EFE

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, se mostraba ayer muy afectada por la muerte de Fernando Morán, con quien colaboró estrechamente en la campaña de las municipales al Ayuntamiento de Madrid en 1999, su última etapa política antes de su retirada de la vida pública.

"Le tenía un gran afecto. Lamento mucho el fallecimiento de un hombre que ha jugado un papel extraordinariamente valioso en España. Es una oportunidad para recordar a los más jóvenes la importancia de su labor para que España saliera de su aislamiento exterior con la entrada en la Unión Europea", valoraba ayer Cristina Narbona. "Se trata de una figura de referencia, muy admirado por mí, con el que tuve ocasión de trabajar en 1998 para la campaña electoral a las municipales de Madrid", relata la dirigente socialista.

Una campaña que asumió "con mucho agrado y pocos medios. Teníamos escaso apoyo de la dirección federal del partido", recuerda Cristina Narbona, quien rescata para LA NUEVA ESPAÑA una anécdota de la época: "Las fotos de la candidatura eran para Fernando Morán y Cristina Almeida. Pero la de Fernando no era especialmente sugerente, no era una imagen adecuada, estaba muy serio y adusto. No era la mejor imagen pero me dijeron que no había recursos para más".

"Fue una persona extremadamente culta, educado y amable. Trabajé muy a gusto con él. Como se sentía incómodo con la prensa, me tocó llevar las relaciones con los medios con la confianza que él me otorgó. Teníamos una amplia relación de proyectos, con los que estuvimos muy cerca de gobernar en Madrid", detalló Narbona, quien reparó en otra vivencia de aquella noche electoral, de márgenes muy apretados en el escrutinio definitivo: "En un momento dado, ya bastante tarde, me dijo que se iba para casa porque ya era seguro que ganábamos. Le comenté que no, que todavía podíamos perder pero él se marchó", revela la presidenta del PSOE.

Cristina Narbona subrayó el "humor muy británico" de Morán y que tanto él como su esposa son personas "muy cercanas", para acabar con un sincero "siempre lo recordaré".

Compartir el artículo

stats