04 de marzo de 2020
04.03.2020

El Principado acepta declarar la "emergencia climática" en Asturias

04.03.2020 | 01:02

El pleno de control al Gobierno en la Junta empezó ayer anunciando huracanes, tornados, subidas del nivel del mar? Después, la efervescencia del debate no fue para tanto, pero el Principado sí recogió el guante del diputado de IU Ovidio Zapico y aceptó la conveniencia de valorar la declaración de "emergencia climática" para Asturias. El vicepresidente y consejero del ramo, Juan Cofiño, asintió a la pretensión de que la propuesta sea llevada a la cámara y que Asturias se sume al Gobierno de la nación y a una batería de comunidades autónomas, diputaciones y ciudades españolas, entre ellas Cataluña, el País Vasco, Canarias y Baleares.

Interpelado también al respecto por el diputado de Ciudadanos Sergio García, Cofiño llegó a pedir perdón por la extensa enumeración de planes y estrategias de los que hizo partícipe a la cámara. Volvió a prometer, además de llevar la declaración de emergencia a la Junta, el inicio de la tramitación de la ley de calidad ambiental, resaltó que se ha creado "una comisión mixta para valorar los impactos de la transición energética", anunció otra "de acción por el clima que integre a todas las administraciones que tienen que ver con el territorio" y un Plan de Adaptación al Cambio Climático que incluya, "someramente", estrategias de vulnerabilidad de los puertos, un "plan de adaptación de los terrenos del dominio público marítimo terrestre", "una estrategia de prevención de incendios forestales en clave de cambio climático" o "un plan de salud y medio ambiente".

La declaración, informó después el Principado, tiene por objeto "promover la integración de las actuaciones que se impulsen de forma transversal en todas las políticas y planes regionales". Como Zapico le pidió que esa situación oficial de emergencia "no sea un mero gesto político", que tenga "contenido" y "recursos económicos", Cofiño respondió que "los gestos también tienen importancia", pero asumió que "detrás tiene que haber una estrategia y unas medidas concretas".

El Vicepresidente se dice "orgulloso de que la UE haya emprendido esta batalla", ve como "un síntoma de vitalidad adelantarse a los problemas" y prometió que "nosotros vamos a poner nuestro granito de arena" sin olvidarse de dotar de contenido al vocablo, muy repetido, de la "transición justa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído