19 de marzo de 2020
19.03.2020
CONTENIDO PATROCINADO

El Consejo Regulador garantiza la calidad de la Sidra de Asturias

Está integrado por profesionales vinculados al mundo de la sidra, con experiencia y formación en catas

19.03.2020 | 00:44

El Consejo Regulador es el organismo encargado de garantizar la calidad de toda la sidra amparada bajo la marca "Sidra de Asturias". Para ello, tiene establecido un procedimiento de verificación de la aptitud del producto mediante la realización de análisis físico-químicos y organolépticos. Los análisis los lleva a cabo el propio Consejo Regulador mediante su Panel de Cata, organismo cuyo rigor y profesionalidad es clave en el sistema de garantías que la DOP Sidra de Asturias ofrece a los consumidores.

La toma de muestras se lleva a cabo por auditores del Área de Certificación del Consejo Regulador utilizando un sistema de codificación doble: en el momento de la toma de muestras se asigna un código a cada una, que después se cambia por otro antes de entregarlas al responsable del Panel de Cata. De esta forma se garantiza que los catadores nunca puedan saber el origen de las muestras que están evaluando. Además, se introducen muestras "falsas" que sirven para controlar continuamente el correcto trabajo.

Una de las claves de una correcta evaluación de la calidad es el anonimato de los catadores, ya que es la mejor forma de asegurar que su trabajo esté libre de presiones y sea objetivo e imparcial. Esa información solo está en poder del Área de Certificación del Consejo Regulador.

El Consejo Regulador está conformado por profesionales vinculados al mundo de la sidra con amplia experiencia y con formación en catas de sidra, principalmente sumilleres, enólogos, hosteleros y llagareros.

Los parámetros de calidad evaluados por el Consejo Regulador son públicos y vienen recogidos en el apartado B.3 del Pliego de Condiciones de la DOP Sidra de Asturias. Las características físico-químicas son más restrictivas que las que debe cumplir la sidra sin denominación de origen, y se verifica su cumplimiento. Las características organolépticas (aroma, sabor, color, aspecto y atributos de gas) especificadas en el Pliego son las que dan a la sidra su tipicidad y son evaluadas por el Comité de Cata, con un máximo de 10-12 muestras en cada sesión.

Si una partida de sidra ha superado todos los controles que garantizan su origen 100% asturiano y su calidad, tanto en el análisis físico-químico en laboratorio acreditado por ENAC como organoléptico por nuestro Panel de Cata, se le concede el derecho a utilizar la marca "Sidra de Asturias", el logotipo europeo de los productos de calidad diferenciada y la precinta de garantía numerada del Consejo Regulador.

Dicho de otro modo: si una sidra no ha superado los controles de origen y calidad del Consejo Regulador, no es Sidra de Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído