Hace ya una semana que España se encuentra en una situación de encierro. El estado de alarma por el coronavirus COVID-19 ha confinado a la mayor parte de la población en sus domicilios, y son miles los niños y niñas que no pueden salir a jugar, ni ver a sus amigos, ni visitar a sus abuelos ni dar un paseo por el parque. No cabe duda de que el ser humano es extraordinario y nos lo recuerda cada vez que tiene oportunidad. En estos días complicados el ingenio humano vuelve a demostrar que no tiene límites, aunque se vea encerrado en un piso. Y es que, de la misma manera que ocurrió en Italia, se ha viralizado una convocatoria para ayudar a mantener el ánimo arriba durante los días de confinamiento. Se trata del movimiento "Todo va a salir bien", que surgió en el país transalpino y ya se ha extendido por el mundo entero.

Esta iniciativa consiste en que los niños en sus casas dibujen un arcoíris de esperanza y los coloquen en todos los balcones y ventanas de sus hogares, logrando así un doble objetivo: que los más pequeños se relajen durante este trance casero y se diviertan haciendo manualidades, además de poner color y algo de optimismo a sus fachadas. En esta línea se propone que también se escriba algún mensaje de agradecimiento al personal sanitario. De esta forma, con el proyecto se logra desviar la atención de los niños, entretenerlos y ver a toda la población unida.

LA NUEVA ESPAÑA, siempre pensando en sus lectores y en su bienestar, ha decidido unirse a este movimiento y ofrece a los más pequeños de la región una manera amena y original de pasar el tiempo en casa. Una propuesta que cuenta con el patrocinio de Banco Sabadell y que busca que los niños y niñas llenen de color, alegría y esperanza estos días y que envíen una fotografía o un dibujo de un arcoíris que hayan dibujado bajo el lema "Todo va a salir bien".

Para ello se debe entrar en la página web de este diario, www.lne.es, y, tras registrarse, podrá enviarse un archivo del dibujo o una fotografía, el cual será publicado. Pueden consultarse las bases en la propia web.

Música en los balcones, himnos, retos virales o dibujos de "arcoíris de esperanza", todo vale para pasar el tedio y el devenir de estos días tan complicados de la mejor forma posible.