23 de marzo de 2020
23.03.2020

Acusan al Principado de incumplir el estado de alarma al permitir la caza

Un colectivo ecologista exige a la Delegación del Gobierno que impida los controles de jabalí en Navia

23.03.2020 | 00:58
Daños provocados por jabalíes en La Fresneda (Siero).

La autorización para controlar la población de jabalíes en Navia, anunciada el sábado por el Gobierno del Principado, supone un "incumplimiento flagrante" del decreto por el que el Ejecutivo de Pedro Sánchez decretó hace unos días el estado de alarma en toda España, según la Asociación para la Conservación y el Estudio del Lobo Ibérico (Ascel), que ya ha presentado una denuncia en ese sentido ante la Delegación del Gobierno en Asturias.

Ascel exige al departamento que encabeza Delia Losa que anule cualquier autorización para cazar durante el estado de alarma, ya que es esa es una actividad estrictamente prohibida, lo mismo que la pesca, en el decreto emitido por el Gobierno central. El colectivo que preside Ignacio Martínez reclama asimismo a la Delegación del Gobierno que abra expediente sancionador a los mandatarios asturianos que habiliten los controles de población, y que, subsidiariamente, se les retiren las facultades a toda autoridad que interfiera en la aplicación del estado de alarma.

Según Ascel, es "público y notorio" que la actividad cinegética "no puede ser considerada exenta de las restricciones emanadas del real decreto" por el que se implantó el estado de alarma a causa de la pandemia de coronavirus.

El colectivo ecologista centra su denuncia en una frase incluida el sábado en una nota de prensa oficial del Gobierno del Principado de Asturias sobre el fortalecimiento de los servicios esenciales que garantizan la actividad del sector primario y la cadena alimentaria. La frase es la siguiente: "Sin embargo, se ha habilitado un procedimiento de autorización de aguardos individuales de control de jabalí en el coto de Navia", al considerarlo el Ejecutivo de Adrián Barbón "el principal foco de destrozos sobre cultivos de Asturias".

Los conservacionistas defienden que el decreto del estado de alarma prohibe taxativamente cualquier actividad cinegética, incluidos los controles de población. De momento ya han obtenido una sonada victoria en Castilla y León, donde una denuncia idéntica a la presentada ahora en Asturias obligó al Gobierno de aquella comunidad autónoma a rectificar su intención inicial de autorizar los controles de población de conejo, jabalí, ciervo y corzo.

Ignacio Martínez señaló que no sería de recibo que todos los ciudadanos tuvieran que confinarse en sus casas "menos algunos cazadores". Añadió que la pretendida autorización de los controles en Navia s ejemplo del "funcionamiento desquiciado de lo ambiental en Asturias, aún en estado de alarma".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído