23 de marzo de 2020
23.03.2020

Los mercados de ganado son "un grave riesgo para la salud pública", alertan los veterinarios

El sindicato SIVEPA discrepa de los ganaderos, que subrayan la necesidad de que se faciliten los trámites para la identificación y venta de terneros

23.03.2020 | 00:58
La sesión del mercado de ganado de Pola de Siero del pasado lunes.

La crisis por la propagación del coronavirus está generando un importante cisma entre veterinarios y ganaderos. El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (SIVEPA) considera que la celebración de mercados de ganado en esta situación -como sucedió el lunes en Pola de Siero- supone "un grave riesgo para la salud publica" y no lo ven necesario para el abastecimiento de alimentos. Todo después de que los ganaderos y tratantes presionaran para que se mantuviera la actividad en la Pola y el sindicato agrario UCA pidiera fórmulas para poder tramitar la identificación de terneros y sacarlos a la venta.

Mientras que los productores resaltan que el cierre de las oficinas comarcales -donde realizaban los trámites- está paralizando el sector y complicando su situación, los veterinarios no ven imprescindibles ni los mercados ni el movimiento inmediato de los terneros para mantener la cadena alimentaria, ya que estos no entrarían en ella hasta dentro de once meses.

El SIVEPA afirma que, algunos veterinarios de la Dirección General de Ganadería "han advertido del elevado riesgo de contagio de coronavirus" que puede suponer la celebración de mercados como el de la Pola. Los representantes sindicales entienden que "no es necesario, ni imprescindible" y apuntan que los animales pueden ir "directamente a su destino sin pasar por concentración". Esto implicaría suprimir el paso intermedio de los mercados, donde hay en juego intereses económicos.

Los veterinarios comprenden que mantener a los animales en las ganaderías más tiempo, "puede suponer un gasto extraordinario", pero defienden que "todos los sectores están haciendo un esfuerzo, por encima de lo normal, en estas circunstancias".

Por último, el sindicato de veterinarios se pregunta por qué "los intereses del Ayuntamiento de Siero y de las autoridades ganaderas pesen más que la salud de las personas". Y concluye que "deben ser los expertos sanitarios quienes opinen al respecto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído