04 de abril de 2020
04.04.2020
La Nueva España

El "preso resucitado", detenido tras robar en un polígono de Oviedo

Agentes de la Policía Nacional lo sorprendieron junto a su hermana con llantas y herramientas sustraídas

03.04.2020 | 23:27
Gonzalo Montoya.

El "preso resucitado", de nuevo detenido. Agentes de la Policía Nacional arrestaron durante la tarde de ayer en la Tenderina a Gonzalo Montoya como presunto autor de un delito de robo con fuerza. Al parecer, habría entrado en varios concesionarios del polígono ovetense del Espíritu Santo aprovechando que se encontraban cerrados por el confinamiento. Los agentes encontraron en poder de este conocido delincuente varias llantas y herramientas supuestamente sustraídas de los establecimientos.

Gonzalo Montoya estaba en el momento de su arresto con una supuesta cómplice, su hermana. Ambos pasarán a disposición del juez de guardia durante la mañana de hoy asistidos por el letrado ovetense que les ha llevado sus asuntos con anterioridad, Luis Tuero.

Gonzalo Montoya se hizo conocido a principios de 2018, cuando fue dado por muerto en la cárcel de Asturias. En realidad, sufría una sobredosis, que había reducido al máximo sus constantes vitales. Un funcionario lo encontró en su celda aparentemente muerto, y una forense y dos médicos certificaron que había fallecido. Cuando fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de La Corredoria, en Oviedo, el recluso comenzó a respirar, para pasmo de los funcionarios que lo estaban preparando para la autopsia. Montoya permaneció en el HUCA varias semanas y regresó a la cárcel una vez recuperado. Se abrió una investigación por lo ocurrido e Instituciones Penitenciarias dispuso que se realizase un electrocardiograma a los reclusos que fuesen hallados muertos en sus celdas para descartar casos como el de Montoya.

Los letrados que defienden sus intereses presentaron entonces un recurso, que fue rechazado por la justicia al considerar que no se había producido ninguna negligencia por parte de la forense y los médicos que le examinaron en la cárcel y certificaron su fallecimiento. Montoya había solicitado una cantidad mínima de 50.000 euros.

Años sin permisos

Cuando sufrió la sobredosis en prisión, Montoya llevaba varios años encarcelado por el hurto de chatarra, sin disfrutar de permisos ni salidas. Su familia pidió entonces su excarcelación para que tuviese la oportunidad de rehabilitarse. Sin embargo, poco después de su puesta en libertad, fue arrestado por un robo registrado en unas obras cerca del HUCA. No obstante, no hubo acusación alguna, al no hallarse pruebas de que hubiese participado en los hechos. Más tarde fue detenido por un robo en un taller.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído