Luto entre los agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Asturias. El fallecimiento el pasado viernes de Ceferino Fernández Orviz, un funcionarios adscrito a la Unidad de Intervención Policía con base en la Jefatura Superior de Policía de Asturias ha provocado una gran conmoción en el cuerpo. El agente, de 45 años, sufrió un paro cardíaco del que no se pudo recuperar. Fernández , que había sido padre hace sólo dos semanas, deja una profunda huella entre quienes trabajaron con él. Algunos de ellos aseguran que siempre le recordarán como un agente "comprometido y leal".

Fernández había pasado su infancia en el colegio El Parque de Blimea. Llevaba años en la UIP (el grupo conocido popularmente como los antidisturbios) y había participado en operaciones tan importantes dentro del cuerpo como la llamada "Copérnico" en Cataluña.

Los compañeros del agente, conscientes de que las medidas de aislamiento social dictadas para tratar de frenar la propagación del coronavirus impiden que asistan a su funeral, le van a rendir un homenaje el lunes a las 12 del mediodía en el cuartel de Buenavista.