Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negarse a ser vigilado en un examen online contará como "no presentado"

Los profesores universitarios podrán controlar y grabar a los alumnos con la webcam o el móvil l Las pruebas orales serán "individuales"

Negarse a ser vigilado en un examen online contará como "no presentado"

Negarse a ser vigilado en un examen online contará como "no presentado"

Los estudiantes de la Universidad de Oviedo que se nieguen, durante un examen online, a ser vigilados con una webcam o a ser grabados obtendrán la calificación de "no presentado". Así lo establece una instrucción, publicada ayer, de la secretaria general, Eva María Cordero. La institución académica asturiana abre

Según los últimos cálculos del Rectorado, "el 60% o más" de las pruebas finales, que empiezan el próximo miércoles día 13, se harán a distancia. Y una de las mayores preocupaciones del profesorado es garantizar la autoría de la prueba y evitar que los estudiantes copien. Para ello, la solución que da la Universidad -y también el Ministerio- es utilizar la webcam o el móvil. Además, estos dispositivos serán indispensables en las pruebas orales, que deberán ser grabadas para asegurar el proceso posterior de revisión o reclamación de exámenes.

Eso sí, al tratarse de datos personales, no vale todo. La instrucción de ayer de la secretaria general, advierte de que, "con carácter previo a la realización de la prueba, el profesor responsable del grupo tendrá que informar a los estudiantes de la supervisión online". Del mismo modo, "en el momento de iniciar la grabación, el docente se asegurará de que el estudiante es consciente" de ello. Si excepcionalmente, dice la Universidad, "existen causas que justifiquen la oposición a ser vigilado o grabado", el alumno deberá trasladarlo al Rectorado, que será quien tome "las medidas oportunas".

Las pruebas se realizarán, según el documento de la secretaria general, "dentro de un entorno restringido, al que se entra con las credenciales de la Universidad", de forma que a las conexiones solo podrán acceder "los profesores encargados de la evaluación". Así es que en el examen oral la llamada deberá ser "individual". Por otro lado, "está prohibido publicar o compartir las grabaciones", que estarán almacenadas dentro del espacio del profesor de la aplicación "Stream", siendo únicamente visibles para él. Los documentos serán conservados hasta finalizar el curso académico siguiente, salvo en el caso de que se haya interpuesto una reclamación o un recurso, que se guardarán hasta que haya resolución firme.

Dado que la webcam "podría abarcar una parte o toda la estancia" en la que se realice la prueba, la Universidad recomienda a los alumnos "informar" al resto de miembros de la casa "para que no accedan al entorno". Asimismo, les recuerda que "está prohibido captar, compartir o difundir imágenes de terceros, ya sea del profesorado u otros compañeros". La institución, añade, "no será responsable de las consecuencias derivadas del incumplimiento por parte del estudiante de estas normas".

Solicitar el DNI

En una instrucción anterior, el Rectorado decía que los docentes podrían monitorizar a los alumnos de manera permanente, solicitarles que muestren el DNI o pedirles que compartan el escritorio de su ordenador. El vicerrectorado de Recursos Materiales y Tecnológicos elaboró recientemente una guía, en la que recomienda también "no hacer un uso excesivo" de los exámenes escritos con preguntas abiertas, y combinar los cuestionarios tipo test con entrevistas orales por videoconferencia. Al igual que con las pruebas presenciales, el uso o la tenencia de medios ilícitos implicarán la expulsión del examen. Para "una mayor seguridad", y aunque para acceder al campus virtual y a la plataforma Office365 (Teams) son necesarias las credenciales de la Universidad, los docentes podrán solicitar el DNI a los jóvenes. Si es una prueba escrita, se podrá habilitar una pregunta en la que se pida que el estudiante suba al espacio virtual una fotografía de su DNI así como una imagen de su cara en la habitación donde hace al cuestionario.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats