Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un anciano de la residencia de Belmonte muere tras un bastonazo de otro interno

El hombre recibió un fuerte golpe en la cara del que fue curado, pero al día siguiente perdió el conocimiento l El agresor, muy afectado, le reprochaba que había orinado en sus plantas

Uno de los residentes, junto al cuartel de la Guardia Civil. Al fondo, el geriátrico de Belmonte de Miranda.

Uno de los residentes, junto al cuartel de la Guardia Civil. Al fondo, el geriátrico de Belmonte de Miranda. F. R.

Tragedia en el geriátrico de Belmonte de Miranda. Un residente, Jaime Arias Álvarez, de 77 años, falleció en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, a consecuencia, según todos los indicios, de la agresión sufrida a manos de otro anciano que vive en el mismo centro. El motivo de

Era la tarde del jueves de la semana pasada. El incidente se produjo en un área del centro geriátrico compartida por todos los ancianos. No ha trascendido si el hombre que cuidaba las plantas sorprendió al otro miccionando sobre ellas o si encontró indicios de que habían orinado en las mismas. Todo indica que no sería la primera vez que se producían situaciones de este tipo y que ambos ya habían tenido algún enfrentamiento en el pasado.

El caso es que se produjo la agresión, que dejó muy magullado a Jaime Arias. Primero llevaron al herido al centro de salud, donde le practicaron las correspondientes curas y regresó al geriátrico, con la cara vendada, según aseguró uno de los residentes. Pero al día siguiente, 1 de mayo, encontraron al anciano desplomado en el suelo, tras perder el conocimiento, supuestamente como consecuencia de la agresión del día anterior. Lo trasladaron de urgencia al HUCA, donde falleció este martes, poco antes de las cinco y media de la tarde, momento en el que se comunicó el óbito a las fuerzas de seguridad.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Oviedo ha abierto una investigación y ayer mismo, a eso de las tres de la tarde, varios agentes acudieron al centro geriátrico para realizar diversas indagaciones por orden del Juzgado de Grado que instruye las diligencias por este incidente, que podría investigarse como un presunto homicidio.

El concejo belmontino está impactado por la muerte de este anciano, que era natural de la pequeña localidad de Montovo y que llevaba un par de años ingresado en el centro geriátrico.

Mayores autónomos

Tanto la víctima como el residente que le habría golpeado, de edades similares, eran ancianos autónomos que no requerían de cuidados especiales en el geriátrico, que es de titularidad pública. No consta que el supuesto agresor haya sido detenido: sigue ingresado en el centro y está muy afectado por lo ocurrido, según indicaron fuentes cercanas.

En la mañana de ayer, el hombre aún desconocía que hubiese causado la muerte de su compañero de asilo. De hecho, la mayor parte de los ancianos del centro no sabían que Jaime Arias hubiese fallecido. Uno de ellos, al ser preguntado por LA NUEVA ESPAÑA, se refirió al finado como si aún estuviera vivo. "Está en la cama, hace unos días que no se le ve. Tuvo una caída muy fuerte y estaba todo magullado por la cara, lleno de vendajes", indicó el anciano, de más de 80 años.

La dirección del centro, que no quiso hacer declaraciones sobre lo ocurrido, remitiéndose a la Consejería de Bienestar, sí pidió expresamente que no se hablase a los ancianos del fallecimiento de su compañero, con el fin de evitar que la noticia les afectase negativamente, especialmente en unos momentos en los que deben permanecer aislados para evitar el contagio del covid-19.

El caso podría ser calificado como un homicidio imprudente, toda vez que no parece probable que el autor de la agresión pretendiese matar al agredido. Además, será crucial establecer si el presunto agresor es imputable o si padece alguna patología que impide que sea sometido a juicio. El caso es que los incidentes de este tipo en residencias de ancianos no son algo tan raro. En octubre, en una residencia de Cheste, en Valencia, un hombre mató a golpes a otro porque la esposa de este se había confundido de andador. Y ese mismo mes, un hombre de 70 años mató a otro de 75 de un bastonazo en Sant Just Desvern, en Barcelona.

"No puede ser, le vi hace unos días dando un paseo", comentan con estupor los vecinos

El fallecimiento de Jaime Arias ha causado una honda consternación en el concejo de Belmonte de Miranda, donde hasta hace unos días los vecinos le veían "dando paseos". La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, lamentó ayer este incidente y aseguró que "se garantizó la atención sanitaria al anciano agredido en todo momento". La máxima responsable de la gestión de este tipo de establecimientos geriátricos también se puso a disposición de las autoridades judiciales con el fin de facilitar toda la información a su alcance para aclarar el fallecimiento.

Por su parte, la alcaldesa de Belmonte de Miranda, Rosa Rodríguez González, a través de su página en Facebook, trasladó a la familia del fallecido sus condolencias por este inexplicable suceso. "Desde el Ayuntamiento de Belmonte de Miranda lamentamos profundamente el desgraciado suceso ocurrido en la residencia de ancianos de Belmonte y enviamos el pésame a la familia del fallecido. Queremos mostrar nuestro apoyo a todo el personal de la residencia y a su desempeño, y nos sumamos a las declaraciones de la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, esperando que las autoridades aclaren lo sucedido lo antes posible", indicó en su página de la conocida red social.

Los vecinos del concejo belmontino mostraron su estupor al conocer el fallecimiento de Jaime Arias. "Pero si le vi dando un paseo hace unos días, no puede ser...", indicaba uno de los empleados de la brigada de obras municipal, que está realizando trabajos en las inmediaciones del centro donde ocurrió la tragedia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats