Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Congeladas las tasas de la Universidad de Oviedo para combatir la crisis del virus

El consejero Borja Sánchez solicita al Ministerio que promueva más becas y cinco millones de euros para compensar que los precios se mantengan

Congeladas las tasas de la Universidad de Oviedo para combatir la crisis del virus

Congeladas las tasas de la Universidad de Oviedo para combatir la crisis del virus

Las tasas de matriculación en la Universidad de Oviedo quedarán congeladas, tanto en estudios de grado como en másteres, así como en todas las convocatorias. De este modo, el Principado cumple con la petición que hizo ayer a las comunidades autónomas el ministro de Universidades, Manuel Castells, que quiere

En Asturias será así. El Principado mantuvo congeladas las primeras matrículas de grado en la Universidad de Oviedo entre los cursos 2011 y 2018. En ese último año, se aprobó una reducción de un cinco por ciento. Sobre esa rebaja, en el presente curso académico 2019-2020, los precios públicos universitarios bajaron un 25 por ciento en primera matrícula y un 10 por ciento en segunda, en todos los grados, y también un 25 por ciento en los estudios de máster.

Estas rebajas implican que el Principado abone a la Universidad de Oviedo cinco millones de euros al año para compensar la congelación de las tasas y la consiguiente pérdida de ingresos.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, destacó que esta rebaja de tasas está siendo asumida por el Gobierno de Asturias, por lo que solicitó al Ministerio que se compense este esfuerzo. "La bajada de precios públicos es una inversión social y aquí hemos hecho una política de contención de precios y rebajas. Este esfuerzo enorme realizado durante años debería reconocerse si se habilitan fondos de compensación", afirmó el Consejero tras asistir ayer de forma telemática a la Conferencia General de Política Universitaria, presidida por Manuel Castells. En el encuentro, el consejero asturiano abogó por una política estatal de becas ambiciosa, que contribuya a paliar los efectos económicos de la pandemia en muchas familias. Borja Sánchez apuntó en la reunión que desde Asturias se hará todo lo necesario dentro de las disponibilidades presupuestarias para que "nadie se quede atrás y ningún estudiante se quede fuera de la Universidad por falta de recursos económicos".

Asturias mantiene desde hace ocho años una política de reducción de los precios que pagan los estudiantes universitarios. De este modo, un matriculado en primer curso del grado de una titulación como Medicina, con un nivel de experimentalidad 1, en 2011-2012 pagó 1.322 euros y en 2019, al inicio del curso académico tuvo que abonar 942 euros, 380 euros menos. En el caso de Derecho o de titulación vinculada a la rama de Ingeniería, con un grado de experimentalidad 2, en 2011 se pagaba por el primer curso un total de 1.035 euros por 60 créditos, una cantidad que este curso se ha visto reducida hasta los 738 euros. En Filosofía, Geografía o Historia, con un nivel de experimentalidad 3, se pagaron 726 euros en 2011, y este curso la matrícula tiene un precio de 518. Los alumnos asturianos no tendrán que abonar más el próximo curso tras la medida anunciada ayer.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats