Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TERESA MALLADA | Portavoz del Partido Popular en la Junta General del Principado

"Antes del coronavirus, Asturias se encontraba grave; ahora está herida de muerte"

"El Principado se ha centrado en la crisis sanitaria y ha obviado las demás: la económica, la social o la educativa, y ahora se ven las consecuencias"

Teresa Mallada.

Teresa Mallada.

El coronavirus ha inoculado en la política asturiana una cierta mutación. Hay manos tendidas donde no las había y se han ablandado algunas defensas, pero otras se han vuelto más resistentes. Mientras Ciudadanos tiende puentes al PSOE y una parte de Podemos se invita muy tímidamente a replantearse su futuro,

-La pandemia ha revuelto el clima político y a ustedes el PSOE les reprende por rehuir la colaboración en estos momentos. ¿Qué tendría que pasar para poner al PP en disposición de acuerdo?

-La oferta del Gobierno de Barbón no está muy clara. Habló de unos "pactos de Fruela" que nosotros catalogamos como una ocurrencia, porque eran una copia de los de la Moncloa. Sucede que éstos al final han desaparecido y se han convertido en una comisión parlamentaria, con sede en el Congreso y respeto absoluto a las instituciones. Eso es precisamente lo que nosotros le decimos a Adrián Barbón, que estamos dispuestos a pactar por el bien de Asturias, pero en Fruela. Tenemos una sede parlamentaria, las instituciones tienen perfectamente definido el método para gestionar y el Parlamento asturiano es la fórmula de trabajo. De hecho, lo que hicimos el primer día que hubo Pleno fue trasladar por correo ordinario certificado al Gobierno todas las propuestas que hemos registrado en la Junta, porque el Parlamento no tramitaba nada. Nosotros ejercemos nuestro papel de grupo parlamentario. Igual que en el Congreso.

-Haga un inventario de errores en la gestión de esta crisis.

-El Gobierno se ha centrado en la crisis sanitaria y ha obviado las demás: la educativa, la económica o la social. Lo ha hecho sabiendo que Asturias es una región periférica, que tiene graves deficiencias en comunicaciones e infraestructuras y un tráfico reducido de personas de otros lugares, por lo que la incidencia del covid-19 iba a ser aquí menor que en otras comunidades autónomas. Se lo hemos dicho desde el principio. El Presidente quería tener el valor seguro de esa menor incidencia de la pandemia, se centró en eso y ahora llegan las consecuencias.

- ¿Cuáles?

-Acabamos de ver que Asturias ha perdido un 5,5 por ciento de su PIB en el primer trimestre, o que en el mes de abril superamos los 100.000 demandantes de empleo, una cifra histórica. Y nosotros hemos echado las cuentas: si seguimos con este porcentaje de caída del PIB a lo largo del año, vamos a superar con mucho los 150.000 demandantes de empleo. Es una situación insostenible.

- ¿Y la gestión sanitaria?

-Además, están las deficiencias clarísimas en materia de asuntos sociales, no olvidemos que el sesenta por ciento de los fallecidos se ha registrado en las residencias de ancianos, lo que nos ha llevado a pedir una comisión de investigación. No estábamos preparados para afrontar esta situación, y prueba de ello es que el material ha llegado muy tarde: el que se ha pedido a través de la federación de concejos para los ayuntamientos está empezando a llegar ahora... Dos meses después. Tenemos capacidad para hacer muchos más test de los que hemos hecho. Y pese a que empresarios, autónomos y trabajadores han pedido medidas para salvar el empleo, no se han adoptado. Asturias estaba grave antes de la crisis, ahora está herida de muerte.

-Madrid ha frenado el plan de desescalada asimétrica por zonas que pedía el Principado. Traduzca eso políticamente.

-Ahora es más evidente que nunca lo que muchos pensábamos, que Adrián Barbón no tiene el peso en Madrid del que presume. Eso es algo que ha conseguido Castilla y León. Parecía que toda la comunidad se iba a quedar en la fase 0, pero ha conseguido que muchas áreas pasen a la 1. Se demuestra lo que decimos siempre, que Barbón no tiene un plan para Asturias, por la ineficacia propia de su Gobierno, pero también por el seguidismo absoluto de Pedro Sánchez, que le lleva a no defender a la región.

-El PSOE se defiende reprochando la gestión del PP en la Comunidad de Madrid, que sí se ha quedado entera en la fase 0. ¿Se atreve a defenderla?

-Absolutamente. Comparar Asturias con Madrid no tiene sentido. Nosotros estamos aislados en materia de infraestructuras y tráfico de personas procedentes de otros lugares, eso es exactamente lo contrario de lo que sucede en Madrid. Pero la gestión de Isabel Díaz Ayuso no la defiendo sólo yo. El otro día, Adrián Barbón me comparaba con ella. La próxima vez que lo haga, le llevaré la encuesta que le da mayoría absoluta. Estoy encantada de que me compare con ella.

-Ciudadanos hace movimientos evidentes de acercamiento al PSOE. ¿Le sorprende?

-Ciudadanos es un ejemplo claro de los bandazos en política. Deben aclararse internamente, porque tienen un líder en Asturias del que lo último que sabemos es que dice que hay que acercarse al PSOE nacional y a la vez está en el equipo de gobierno que lidera el PP en Oviedo. Cuesta entenderlo. Ciudadanos es cómplice de la falta de estrategia del gobierno socialista en Asturias y tiene que aclararse.

-¿Puede esa nueva actitud condicionar el futuro de los gobiernos de coalición con el PP, empezando por el de Oviedo?

-El gobierno municipal de Oviedo es un equipo que, liderado siempre por el PP, está trabajando muy bien. Poner en riesgo ese pacto sería un suicidio clarísimo para Ciudadanos y algo que además no se merecen los ovetenses.

-¿Lo ve probable?

-No lo veo. El del Ayuntamiento de Oviedo es un equipo consolidado, encabezado por una persona como Alfredo Canteli que sabe muy bien lo que necesita Oviedo. Sé que están volcados en sacar adelante el municipio, en que siga siendo un referente en Asturias, y además en esta crisis sacando las castañas del fuego al Gobierno regional, que cada vez deposita en el ayuntamiento de la capital más competencias que no le corresponden.

-Parece que a Ignacio Cuesta no le agrada demasiado la actitud del PP ante la crisis.

-Tiene que aclararse, hay contradicciones que no se entienden, y lo digo ya como ciudadana. Pero a eso ya nos tienen acostumbrados desde el nacimiento del partido.

- Ustedes han puesto en duda la prolongación del estado de alarma. ¿Seguro que hay alternativas para contener la movilidad?

-Por supuesto. La Ley General de Salud Pública, en su artículo catorce, ofrece posibilidades muy claras en esta dirección. Incluye dentro de las competencias del Ministerio de Sanidad la gestión de riegos de carácter supraautonomico, como es el caso. Podemos perfectamente recurrir a esta norma para que el Estado siga determinando si se pueden abrir las comunidades autónomas o si se deben establecer medidas sanitarias en determinados sitios, pero permitir a la vez que las autonomías, las que mejor conocen las necesidades de cada territorio, adquieran más competencias.

-De pronto, al Gobierno del Principado le llueven las ofertas de pacto que antes se le negaban. ¿Puede salvarle la crisis la legislatura a Barbón?

-Son los partidos que han hecho esas propuestas los que deberían contestar. El Grupo Popular quiere ser la voz de los asturianos en el Parlamento. Y a eso nos dedicamos, reuniéndonos con todos los sectores y trasladando sus necesidades a la Cámara y al presidente del Principado para tomar decisiones e incluso llegar a acuerdos como el que le planteamos para ofrecer una tabla de salvación a los autónomos. Es un sector que necesita medidas especiales, un colectivo productivo que está sacando adelante a Asturias, por el que el Gobierno recauda a través del IVA cuatrocientos millones de euros anuales, que paga al año unos quinientos millones por IRPF. Eso merece sin duda medidas de mayor alcance que las insignificantes que ha puesto en marcha el Gobierno con esos créditos que no acaban de ser efectivos. Todo eso que hemos puesto encima de la mesa debería ser motivo más que suficiente para que el Ejecutivo fuera en nuestra línea, nos escuchara y pudiera llegar a acuerdos con el principal partido de la oposición.

- No ha bastado.

-Estoy convencida de que sería lo mejor para Asturias. Pero si prefiere unirse a partidos como Ciudadanos, Podemos, IU o Foro, será su responsabilidad. En vista de que Barbón no tiene un plan para Asturias, nosotros seguiremos presentando iniciativas y propuestas y tratando de llegar a acuerdosdentro del marco parlamentario.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats