10 de mayo de 2020
10.05.2020
La Nueva España

Un detenido y un investigado por incendios que afectaron a Villayón, Tineo y Valdés

Uno de ellos causó siniestros que quemaron más de 770 hectáreas, el otro pegó fuego en pleno estado de alarma

10.05.2020 | 12:01
Un agente del Seprona busca pruebas del inicio de uno de los incendios.

La Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo ha detenido a un incendiario e investiga a otro por la comisión de incendios forestales en el Suroccidente. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Vegadeo y Oviedo investigó las causas y autoría de los incendios forestales acaecidos en el mes de diciembre y en febrero en el término municipal de Villayón, que afectaron a este concejo, a Tineo y Valdés. Los fuegos fueron cusados en las localidades de El Sellón, La Masenga y Berrugas de Villayón, y se pudieron relacionar con otros sufridos en las Sierras de Bullacente y Burgazal. En concreto, entre los días 14 y 21 del mes de febrero se calcinaron más de 770 hectáreas que afectaron a las localidades de los montes de Berrugas, Burgazal, Bullacente, Coldobredo, Barzanallana y Parada.

Estas zonas rurales son especialmente vulnerables por su aislamiento, escasa población y vías de comunicación poco transitadas, lo que facilita la impunidad de los incendiarios a la vez que dificulta la investigación policial. Los agentes llegaron a realizar más de 70 entrevistas y tomas de declaración entre los vecinos de dichas localidades para aclarar los fuegos. Fruto de este trabajo, se pudo determinar la identidad del supuesto autor, con residencia en Tineo, que acudía a dichos lugares solo los fines de semana y que actuó por venganza tras una serie de hechos relacionados con cerramiento de fincas y el aprovechamiento de pastos en extensivo para el ganado.

El pasado jueves se procedió a tomarle declaración en calidad de imputado por la comisión de los incendios forestales del día 28 de diciembre de 2019 en El Sellón y La Masenga (Villayón), que afectó en torno a ocho hectáreas de monte bajo, así como la comisión de incendio forestal del día 14 de febrero de 2020 entre Parlero (Tineo) y Berrugas (Villayón), que fue considerado un gran incendio forestal, al superar las 500 hectáreas de extensión.

En el marco de dicha investigación, se obtuvieron datos de otro incendio forestal ocurrido en 24 de marzo en los montes de El Couz y Castanedo (Villayón), que calcinó cuatro hectáreas y media, en pleno estado de alarma. La zona no se correspondía con las anteriormente investigadas y el "modus operandi" descartaba la venganza vecinal, por lo que se barajaron otras líneas de investigación que dieron como resultado la detención el martes día 5 de mayo, del supuesto autor, vecino del lugar, con el agravante de actuar quebrantando el estado de alarma. Por el Seprona de la Guardia Civil en la Comandancia de Oviedo se siguen investigando incendios de los últimos meses en otras zonas, no descartándose más detenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook