Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NACHO CUESTA | Portavoz autonómico de Ciudadanos y miembro de la ejecutiva nacional

"Hay posibilidad de un acuerdo con Barbón si deja el seguidismo a Sánchez"

"La prórroga del estado de alarma era de sentido común, no había plan B"

Ignacio Cuesta, en la calle Valentín Masip de Oviedo.

Ignacio Cuesta, en la calle Valentín Masip de Oviedo. MIKI LÓPEZ

Nacho Cuesta entra a fondo en la nueva situación que juega Ciudadanos en el tablero de la política nacional y regional. Portavoz autonómico y miembro de la ejecutiva nacional que lidera Inés Arrimadas, insiste en el papel de partido útil a la sociedad, al que aspira la formación naranja

- ¿Cómo ve desde Asturias la decisión de Inés Arrimadas de apoyar el estado de alarma, cuando usted días antes había sido muy reacio?

- Lo que dije es que Pedro Sánchez no podía vincular el estado de alarma a la continuidad de los ERTE. Y lo sigo pensando. Es necesario un marco jurídico que permita garantizar la salud de las personas pero sin necesidad de estar en una situación excepcional. Lo que nadie se cuestiona a estas alturas es que la prórroga del estado de alarma era una cuestión de sentido común. No había plan B, no había otra alternativa que apoyar el estado de alarma. Pero lo hubiéramos hecho gobernara quien gobernara, no es un apoyo al PSOE.

- ¿Cómo valora la posibilidad de apoyar los Presupuestos Generales, que también ha planteado Inés Arrimadas?

-Ahí no cabe poner el tejado antes que los cimientos. Lo prioritario ahora es que exista consenso para poner en marcha medidas de urgencia y dar respuesta a esta crisis sanitaria y económica, con consecuencias dramáticas. El consenso es fundamental para evitar que las medidas ideológicas de partidos como Podemos no se lleven a término.

- ¿Ese apoyo a los Presupuestos sería factible en Asturias?

-Ahora no estamos en ese escenario, para los Presupuestos de 2021 todavía quedan unos cuantos meses. Lo importante es dar respuesta a lo urgente. Necesitamos trabajar en Madrid y aquí. Necesitamos medidas económicas para sacar a Asturias de la recesión histórica que ha venido sufriendo por culpa de las políticas económicas fallidas del PSOE, agravadas además por esta crisis. Asturias ya estaba en crisis y ahora más aún. En todo caso, el posible apoyo dependerá del Gobierno asturiano, no de nosotros.

- ¿A qué se refiere?

-Si el Gobierno de Adrián Barbón deja de hacer seguidismo de Sánchez, gobierna para los asturianos y se aleja de radicalismos, seguramente haya posibilidades de alcanzar un acuerdo.

- ¿Las últimas decisiones de Inés Arrimadas impulsan la impronta centrista de Cs?

-Se trata de decisiones de un partido que aspira a gobernar, no a estar siempre en la oposición, un papel con el que algunos están muy cómodos. Ciudadanos siempre estuvo el centro, otra cuestión es que la situación política de cada momento nos haya llevado a adoptar una posición u otra. Para nosotros la disyuntiva es clara: se trata de ser un partido útil o inútil, influyente o irrelevante, condescendiente o crítico.

-Parece que las últimas decisiones de la nueva presidenta de Ciudadanos no han sentado bien en sectores afines Albert Rivera. ¿Cómo valora la marcha de Girauta?

-Lamento mucho que Girauta haya abandonado Ciudadanos, porque le tengo en muy alta estima. Pero posiblemente no entendió que Ciudadanos votó en conciencia y no pensando en nuestros intereses sino en los de los españoles. Hubiéramos sido unos irresponsables no apoyando el estado de alarma. Y esto no lo digo yo sino sondeos en los que votantes del PP y Vox apoyan la postura de Ciudadanos. Toca buscar el equilibrio entre proteger la salud de la gente y su medio de vida. Preferimos dormir tranquilos que andar continuamente buscando un rédito político.

- ¿Cómo afronta Ciudadanos de Asturias las elecciones de los nuevos dirigentes locales?

-Con mucha ilusión. Este es un partido joven, en crecimiento y con muchas ganas de trabajar. Las agrupaciones hacen un trabajo fantástico y ahora empieza un proceso de renovación de toda la organización para adaptarlo a las determinaciones estatutarias. Calculo que en un plazo aproximado de cuatro meses podría estar listo.

- ¿Será usted el próximo coordinador de Cs en Asturias?

-Es una decisión que no me compete, le corresponde a la ejecutiva de mi partido, de la que formo parte, lo cual me honra. Lo veremos y lo valoraremos en su momento.

- ¿Estaría dispuesto?

-Como siempre he dicho desde que llegué a Ciudadanos, estoy aquí para servir a este proyecto, con total humildad y con toda la determinación.

- ¿Se produjeron críticas en la última reunión del comité autonómico de Cs por algunas manifestaciones suyas respecto a los presupuestos regionales, en el sentido de que ese ámbito compete al grupo parlamentario?

-Es rotundamente falso. Le aseguro que en la reunión del comité autonómico de las 23 personas que estábamos allí no se escuchó ni una sola crítica, ni siquiera se comentó. Desconozco la procedencia de esa manifestación y lo que sí digo, es que si algo tiene algo que decir, lo haga públicamente, con nombres y apellidos, no en nombre de los demás. Aunque hace meses que en Ciudadanos iniciamos un proceso de renovación, los órganos del partido siguen trabajando con total normalidad y legitimidad.

- ¿Cómo son sus relaciones con el Grupo de Ciudadanos en la Junta General?

-Son buenas. Hay comunicación, mantenemos reuniones semanales para que haya coordinación entre las iniciativas del Grupo Parlamentario y las decisiones que adopta el partido en el ámbito autonómico y también a nivel nacional, como miembro que soy de la ejecutiva.

- ¿Interpreta como un cortejo del Gobierno de Adrián Barbón guiños como al apoyo a la comisión parlamentaria propuesta por Cs sobre la gestión del covid-19 en Asturias?

-Estamos en una situación muy difícil, que exige altura de miras . Ciudadanos ha tendido la mano a los gobiernos nacional y regional y sigue ahí, pero desde la más absoluta crítica porque esta crisis se ha gestionado mal en Madrid y aquí en el caso,por ejemplo, de las residencias de mayores.Si podemos colaborar para que los gobiernos tomen el rumbo correcto, lo haremos, pero que nadie crea que vamos a poner una alfombra roja. Tendrá que ser siempre a cambio de algo.

- El Gobierno asturiano está dispuesto ampliar sus apoyos, tanto con Podemos como con Ciudadanos. ¿Lo ve factible, como ha ocurrido ahora, apoyando el estado de alarma a un gobierno formado por la izquierda en exclusiva?

-Esta pandemia obliga a hacer análisis y tomar decisiones en cuestión de horas. Todo el mundo sabe lo que pensamos de Podemos. Votaremos medidas que sean buenas para la gente. El PSOE no va a tener un cheque en blanco con nosotros, que a nadie la quepa la menor duda. Nuestro modelo económico y el de Podemos están en las antípodas. Lo ideal sería que el rumbo de este país y esta comunidad no lo marquen Podemos ni IU, sino que fuera un acuerdo entre el Gobierno, la oposición y los agentes sociales.

- ¿Facilitar la gobernabilidad del PSOE en el Principado y ser socio del PP en Oviedo es la evidencia del carácter centrista de Ciudadanos?

- Lo es. En las circunstancias actuales sí, aunque alguno no lo quiera entender o le parezca ciencia ficción. Va en nuestro ADN, es la demostración de ser útil. En Asturias a veces se olvida que Ciudadanos gobierna en dos ayuntamientos: en Ribadesella con el PSOE y en Oviedo con el PP. ¿Con la actual crisis sanitaria y económica resulta imposible entender que existen otras alternativas? Nosotros creemos que no.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats