Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La insólita reapertura de centros educativos en Europa

Infantil, "los últimos en regresar y cuando el virus esté controlado"

Pasa a la página siguiente

En Italia no hay vuelta al cole hasta septiembre. El país transalpino ha suspendido la actividad docente presencial hasta el próximo curso. No obstante, la ministra de Educación, Lucia Azzolina, baraja que los patios y jardines de los centros puedan acoger este verano campamentos para niños de entre 3 y 14 años. Con vistas a septiembre, estudian implantar un modelo mixto, como el que se plantea España.

Polémica en el Reino Unido. El Gobierno británico y los sindicatos docentes están enfrentados por la reapertura gradual de las escuelas ante el temor de que se expandan los contagios por covid-19. El número de muertos supera en casi 7.000 a España. El Ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, ha fijado el 1 de junio para el retorno a las escuelas de los niños de entre 5 y 7 años, así como de los adolescentes de 15 y 17 años que tienen exámenes importantes.

¿Y en el epicentro de la pandemia? En China la reapertura de aulas está siendo gradual y a destiempo entre provincias. El modelo, sin embargo, es el mismo en todas: primero los estudiantes de mayor edad, luego Primaria y, por último, preescolar. De hecho, en Hubei -su capital es Wuhan, el foco de la enfermedad- se estrenaron los alumnos que tienen que preparar el gaokao, la selectividad china. Las imágenes de los colegios del gigante asiático también han sido impactantes: niños con mamparas de protección alrededor de sus pupitres y un estricto control de seguridad para entrar en las aulas.

De vuelta a España: la opinión de los pediatras. Un informe de la Asociación Española de Pediatría (AEP), hecho público esta semana, señala que los niños de Infantil (de 0 a 6 años) deberían ser los últimos en incorporarse a las escuelas. Y más aún: dado que es el grupo con mayor nivel de riesgo para transmitir coronavirus, lo recomendable es que no vuelvan a los centros "hasta el control total de la epidemia". José Ignacio Pérez Candás, presidente de la Sociedad Asturiana de Pediatría y médico del centro de salud de Sabugo, en Avilés, está "totalmente de acuerdo" con el colectivo nacional y "con la postura de la Consejería de Educación". A pesar de que el plan de desescalada de Sánchez permitía la vuelta a partir del día 25 de alumnos de Infantil y Educación Especial, la titular asturiana del ramo, Carmen Suárez, comunicó el jueves a la Ministra Celaá que la región retrasaría a septiembre ese retorno. "Se incorporarán cuando tengamos todas las medidas de seguridad. Entendemos que antes no, porque sería altamente lesivo para todos", detalló el viernes. La posición de la Consejera con respecto a las escuelas de 0 a 3 años es también "que no abran", aunque la última palabra la tienen los ayuntamientos. La decisión se conocerá este lunes.

Hasta que la pandemia esté controlada. La Asociación Española de Pediatría subraya en su informe que tanto Educación Infantil como las guarderías son "áreas de máximo riesgo por la enorme dificultad de cumplir las medidas de aislamiento". "Un niño a estas edades corre un riesgo importante de infecciones: no guarda la distancia, se tira por el suelo, lo toca todo... Y aunque, por lo que sabemos, el coronavirus no les afecta demasiado, sí son transmisores de la enfermedad. El riesgo es muy grande", insiste José Ignacio Pérez Candás. El pediatra asturiano es partidario de retrasar la vuelta al cole de este alumnado hasta que "la pandemia esté controlada" o exista una vacuna. Las medidas aplicadas en otros países de Europa, como colocar marcas o cintas en el suelo para guardar las distancias de seguridad, "no funcionarían al menor despiste" en niños tan pequeños, según Pérez. Además, apunta, "hay que tener en cuenta que nuestra cultura es diferente", de mayor contacto físico.

En etapas superiores, priorizar en las clases presenciales las materias "esenciales". Los especialistas piden "como normal general flexibilizar el horario de entrada y salida, y reducir el tiempo presencial en la medida de lo posible, establecer horarios por turnos y combinar períodos de actividad académica presencial con la no presencial". Con respecto a Secundaria dicen que es la etapa con un nivel de riesgo "más bajo", porque los estudiantes "ya habrán aprendido la responsabilidad de las mediadas de distanciamiento, higiene y protección", aunque deberán reforzarse. Para estos grupos, aconsejan "priorizar como presenciales las materias más esenciales", como hace Alemania. Los niños mayores de 5 años y los adultos "deberán llevar mascarillas mientras estén en las aulas".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats