18 de mayo de 2020
18.05.2020
La Nueva España
#juntosdesdesiempre

"LA NUEVA ESPAÑA y los bares relacionamos a la gente"

El hostelero ovetense Miguel Ángel de Dios aplaude la iniciativa del periódico líder regional para apoyar al sector en su reapertura

18.05.2020 | 00:36
Miguel Ángel de Dios leyendo LA NUEVA ESPAÑA en su restaurante del barrio ovetense de Teatinos.

Miguel Ángel de Dios lo tiene claro: "La cercanía es una característica en común de LA NUEVA ESPAÑA y los bares y restaurantes". El veterano hostelero lleva regentando de manera ininterrumpida el Bodegón de Teatinos desde 1981, primero en Bermúdez de Castro y luego en su actual ubicación, en la calle Puerto San Isidro de Oviedo, y el próximo lunes reabrirá las puertas "con ilusión y ganas de reinventar el negocio", así como con la presencia de ejemplares del periódico líder de Asturias en el establecimiento. De Dios aplaude la decisión de este diario de regalar a los hosteleros que reabren los ejemplares durante 15 días, a partir del lunes 25 de mayo, para apoyarlos en su vuelta al funcionamiento y lo considera un gran acierto debido a la relación histórica entre ambos sectores. "Nuestros caminos son paralelos", explica el empresario.

En el Bodegón de Teatinos consideran a LA NUEVA ESPAÑA un compañero de viaje imprescindible para las relaciones con sus clientes. "Las conversaciones y debates suelen seguir el mismo guion que el periódico: primero se habla de lo local, luego de lo regional, de la actualidad nacional y al final de los deportes", indica el hostelero en relación a las habituales tertulias iniciadas por los parroquianos que a primera hora se plantan en su local para ponerse al día.

Después de dos meses de inactividad forzosa y la obligación de hacer inversiones para adaptarse a la "nueva normalidad" a partir del próximo lunes, cuando los restaurantes puedan reabrir con un aforo del 40% en su interior -siempre y cuando Asturias pase a la fase 2 de desescalada-, el establecimiento ve en la muestra de apoyo del periódico líder un ejemplo más de los caminos paralelos y de colaboración entre la información y la actividad hostelera. "A nosotros nos aporta un servicio extra valorado por el cliente y el periódico se vale de nuestra capacidad de atraer público para aumentar su difusión", subraya acerca de los motivos que, a su juicio, han impulsado esta campaña especial. "Debemos ayudarnos en estos momentos tan excepcionales", añade.

A punto de cumplir 40 años de atención ininterrumpida a sus clientes, el Bodegón de Teatinos se enfrenta a un nuevo reto en el que aspira a demostrar su profesionalidad y saber hacer para sortear las dificultades. "Estamos con la misma ilusión de siempre y con ganas especiales de volver a trabajar para superar todo esto", reconoce el propietario del local.

El cambio de criterio del Gobierno para que el aforo permitido sea del 40%, en vez del 30% planteado inicialmente, da esperanzas de poder recuperar la actividad progresivamente sin caer en grandes pérdidas. Si bien desde el sector echan en falta más certidumbres. "No hay claridad sobre qué ocurrirá más allá de la fase 3. Deberemos ser ágiles para que los gastos no nos coman", advierte. Y en ese contexto campañas como la iniciada por LA NUEVA ESPAÑA son más que bienvenidas.

"Se trata de un periódico querido por la gente porque es muy cercano y aborda la realidad de la ciudad y los ámbitos más próximos a la ciudadanía", explica sobre la necesidad de contar con el diario como reclamo para muchos clientes. "Si bien cada vez más jóvenes se informan por internet, todavía somos muchos los que preferimos el papel", confiesa. De hecho, el sector respira aliviado también por el hecho de que la lectura de prensa sea una actividad sin riesgo de contagio, como ha recalcado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A la espera de la llegada de los primeros "incondicionales del café y el periódico", el hostelero hace un llamamiento a confiar en el buen hacer de los profesionales para poder disfrutar de todos sus servicios. "Hay que perder ese miedo, por momentos absurdo, de ser contagiados y recuperar cuanto antes una vida normal con el civismo y el cumplimiento de las normas como única condición", proclama el hostelero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook