Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reactivar la obra pública regional salvará 25.000 empleos, afirman los contratistas

Los empresarios, que elogian la celeridad de algunos ayuntamientos, piden una "tramitación urgente" de los proyectos, para evitar un desplome general

Obras en el tramo Salas-La Espina.

Obras en el tramo Salas-La Espina. MIKI LÓPEZ

"Reactivar la obra pública" aparece como una necesidad apremiante para aminorar los efectos de la crisis que está provocando la pandemia de coronavirus y afrontar la caída del empleo. Así lo apuntó ayer Manuel Fernández Martínez, presidente de los contratistas de la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC-Asprocon).

El objetivo, ahora, ha de ser "que haya actividad cuanto antes" para afrontar el desplome del empleo registrado en Asturias en las últimas semanas; eso sí, "con todas las medidas de seguridad necesarias". Fernández resaltó que las empresas "no pueden esperar", y que es el momento adecuado para articular medidas que propicien actividad en el sector de la construcción. Un sector "esencial", que sumaba unos 10.000 trabajadores en febrero, y otros 15.000 ligados de forma indirecta a sus actividades. Un sector, añadió, responsable de casi "cualquier cosa que tocamos desde el principio al final del día, carreteras, casas, oficinas...", y que es "tractor" de la actividad económica regional.

Fernández indicó que algunos ayuntamientos ya están actuando de manera acertada. Citó en concreto a Avilés, que "acaba de desbloquear varias obras públicas"; a Siero, que "siempre es proactivo en este aspecto y sigue criterios lógicos", y a Oviedo, que tiene "buenas intenciones". Pero hace falta más, "crear tendencia" y "la tramitación urgente de aquellas obras prioritarias para cada Administración". Porque la alternativa sería "un crecimiento alarmante del paro a corto plazo", dijo.

Admitió que recuperar la situación anterior a la pandemia podría demorarse durante "dos o tres años", pero también subrayó que todo dependerá en gran medida de la "implicación de todos".

En todo caso, "siendo imaginativos se pueden hacer mucha cosas", incluso en momentos como el actual, con escasos recursos económicos y con la necesidad de destinar buena parte del dinero público disponible a paliar la alerta sanitaria y a sostener a quienes han perdido sus empleos, ya sea de forma momentánea o definitiva.

El presidente de los contratistas de CAC-Asprocon abogó por convocar de manera "urgente" una "mesa de trabajo específica" centrada en consensuar medidas concretas que reactiven "de manera inmediata la obra pública en Asturias". "Mantener los puestos de trabajo y, si se puede, aumentarlos" debe ser el objetivo, apuntó.

El dirigente empresarial animó a evitar que se repitan "errores del pasado" y a reflexionar sobre las "armas que tenemos", a definir unos "objetivos claros" y a apostar por un "cambio de orden". Reclamó la implicación "de los funcionarios y del personal de los órganos de contratación". Y lanzó una advertencia sobre las nefastas consecuencias para el empleo "si los procedimientos de licitación se ralentizan y demoran".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats