Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El departamento de Historia sale al rescate de Llera Ramo como catedrático emérito

Los profesores de Contemporánea de la Universidad del País Vasco proponen al asturiano tras el rechazo de sus compañeros de Políticas

Francisco Llera Ramo.

Francisco Llera Ramo. RICARDO SOLÍS

El profesor Francisco Llera Ramo, catedrático de Ciencia Política en la Universidad del País vasco, fundador y director del Euskobarómetro, ha encontrado un camino alternativo en su intento de seguir en la institución académica como catedrático emérito. El departamento de Historia Contemporánea ha salido al rescate del sociólogo y politólogo

La decisión ofrece una salida al intrincado laberinto en el que se ha convertido el intento del caraviense de seguir vinculado a la Universidad, a la que ha dedicado 45 años, al cumplir el pasado abril los setenta. Su propio departamento se lo negó y Llera vio de inmediato asomar las motivaciones políticas, el "odio y la venganza", las ansias de revancha mal enterradas desde los años en los que estuvo amenazado por ETA y obligado a vivir con escolta y en último término una reacción contra las actitudes críticas que ha mantenido a lo largo de su extensa trayectoria frente a algunos postulados del nacionalismo vasco.

El departamento de Ciencia Política rechazó su petición por dos votos a favor, uno en contra y doce en blanco y la junta de su facultad la apoyó por unanimidad, pero se quedó a un voto del quórum preceptivo para revocar la decisión. La Rectora, Nekane Balluerka, recibió en medio del revuelo una carta de apoyo a Llera firmada por dos centenares de académicos de toda España en la que se reclamaba la distinción para la carrera de "uno de los más destacados especialistas de la ciencia política española, con amplio reconocimiento internacional" y condición de víctima resistente contra el terrorismo. Durante los años en los que "tuvo que salir del País Vasco con su familia y vivir con escolta durante más de una década", reza el comunicado, "no sólo no cejó" en su compromiso, "sino que siguió desempeñando su labor al servicio de la Universidad y de la sociedad".

El propio interesado ha interpuesto recurso contra la denegación del nombramiento, convencido como está de que "si no se ha cuestionado mi proyecto, ni se ha dado ninguna razón académica, solo quedan las otras razones que no se quieren o no se pueden explicitar y que no constan ni en el acta ni en la resolución. Que cada uno interprete. Yo creo que el odio y la venganza es lo más plausible".

Ahora, dando un rodeo para tratar de llegar al mismo sitio, la solicitud parte del departamento de Historia, que ha elevado una nueva petición al Rectorado y deja el futuro de Llera en la Universidad pendiente de que el proceso siga su curso a través de la evaluación de la Comisión de Profesorado, la votación en el Consejo de Gobierno y, en última instancia, la resolución de la Rectora. Una vez orillada de este modo inesperado la oposición del departamento, lo habitual es, según el profesor, que la petición sea aceptada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats