28 de mayo de 2020
28.05.2020
La Nueva España

El ingreso mínimo vital estatal beneficiará a 15.700 hogares asturianos y obligará a replantear el salario social

El Principado anuncia nuevas "medidas de alivio" del confinamiento en los centros geriátricos, "de forma paulatina y con prudencia extrema"

28.05.2020 | 14:42
Melania Álvarez.

El ingreso mínimo vital (IMV) que mañana aprobará el Consejo de Ministros beneficiará a unos 15.700 hogares asturianos, el 75 por ciento de los que actualmente cobran el salario social, prestación vigente en el Principado desde el año 2006 que ahora deberá ser redefinida y replanteada, según ha anunciado la consejera de Derechos Sociales, Melania Álvarez.

En tanto se decide si se mantienen ambos sistemas de rentas mínimas en el Principado, el estatal y el regional, ambos deberán convivir unos meses en los que, según la portavoz del Gobierno, ninguno de los actuales perceptores del salario social básico quedará al margen de las ayudas. El ingreso mínimo vital (IMV), renta con la que el estado pretende combatir la pobreza y que será aprobada en el próximo Consejo de Ministros, oscilará entre los 461 y algo menos de 1.100 euros.

El Gobierno central se plantea que, en primera instancia, el IMV llegue a los hogares con un ingreso por unidad de consumo inferior a unos 230 euros al mes, lo que se corresponde con el veinte por ciento más pobre de la sociedad española, unos 600.000 hogares. En la actualidad hay en Asturias poco más de 22.000 perceptores del salario social, una prestación para la que los presupuestos del Principado tienen reservada este año una partida de 116,7 millones de euros.

"EI IMV llega a Asturias como una oportunidad para seguir profundizando en la otra cara del salario social para evitar que una persona en condiciones de acceder al mercado laboral fíe su proyecto de vida a la percepción de una prestación", ha señalado la consejera en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo asturiano.

Álvarez ha incidido en que, aunque el IMV es un paso de gigante en la lucha contra la exclusión a nivel estatal, no es una novedad en Asturias, donde desde hace 14 años ha dado respuesta a miles de familias en circunstancias muy difíciles.

A partir de ahora, el IMV dará el relevo al salario social básico como prestación de garantía de ingresos para tres de cada cuatro unidades de convivencia que lo reciben, ha añadido la consejera, que ha incidido en que dada la similitud existente entre ambas deberá analizarse el futuro de una ayuda a la que el Gobierno asturiano ha destinado casi mil millones de euros desde 2006.

"Es necesaria la reformulación del salario social básico. Es momento de abrir un espacio de análisis desde la óptica de la sostenibilidad sobre el mantenimiento de dos sistemas de rentas mínimas tan similares", ha subrayado la portavoz, que ha incidido en que con el IMV la Consejería de Derechos Sociales podrá concentrar sus esfuerzos en la incorporación al mundo laboral de sus perceptores.

La ley de garantía de derechos y prestaciones vitales que se está tramitando en el parlamento asturiano debería ser el marco en el que acordar el encaje futuro de la prestación asturiana, ha señalado la consejera que ha incidido en la necesidad de optimizar recursos sin dejar a nadie al margen.

En cuanto a la posibilidad de que Asturias asuma la gestión del IMV, tal y como ha acordado el Gobierno con el PNV para transferir la gestión al País Vasco y Navarra, la consejera ha señalado que hay que tener en cuenta que son dos comuniadades con régimen foral, pero que, en todo caso, el Gobierno asturiano valorará las diferentes opciones que se puedan articular una vez conozca en detalle el Real Decreto que fije las condiciones de la prestación.

Álvarez reveló, por otro lado, que unos 50.000 afectados por expedientes de regulación de empleo (ERTE) en Asturias están cobrando la percepción correspondiente, según figura en los archivos del servicio público de empleo del Principado (Sepepa).

La Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica ha tramitado ya 12.095 de los 12.517 expedientes de regulación temporal de empleo, el 96,62 por ciento de los presentados desde que comenzó la crisis por el coronavirus, que afectan a 50.169 trabajadores.

El Gobierno del Principado, asimismo, ha defendido este jueves la aplicación, "de forma paulatina, y con prudencia extrema", de nuevas medidas de alivio del confinamiento en los centros geriátricos de la región que garanticen la protección de la salud y el bienestar físico y cognitivo de los usuarios.

Así lo ha manifestado Melania Álvarez, día en el que el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) ha publicado los requisitos y condiciones en las que se deben realizar las visitas a los usuarios de los geriátricos, de viviendas tuteladas y centros residenciales de personas con discapacidad.

Según la resolución, quedarían exentos de estas visitas los equipamientos en los que haya casos confirmados de covid-19 o en los que algún residente se encuentre en período de cuarentena por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o haya sido diagnosticada.

En la fase dos de la desescalada, está autorizada la realización de visitas a los residentes de viviendas tuteladas, centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales de personas mayores, si bien en este último caso, se realizarán únicamente en supuestos excepcionales, "como el final de la vida o el alivio de descompensación neurocognitiva del residente".

La cita deberá ser concertada previamente y las visitas se limitarán a una personas por residente y una duración no superior a los treinta minutos. Durante la visita será obligatorio el uso de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo tanto por parte del visitante como por parte del residente.

Además, el centro residencial deberá contar con procedimientos específicos para regular la entrada y salida de las visitas con el fin de evitar aglomeraciones con los trabajadores y el resto de residentes y deberá implementar programas intensificados de limpieza.
La resolución también fija que los residentes de viviendas tuteladas y centros residenciales de personas con discapacidad, podrán realizar paseos acompañados por un profesional o cuidador.

En el caso los centros residenciales de personas mayores, los paseos comenzarán "en una fase posterior de desescalada o en el momento a partir que lo determine la autoridad sanitaria".

Los paseos, que se podrán realizar de manera individual o en grupos no superiores a 14 personas, se realizarán hasta una distancia máxima de un kilómetro desde el centro residencial o la vivienda tutelada y tendrán una duración máxima de una hora en un tramo horario "preferencial" entre las 10:00 y 12:00 horas y las 19:00 y 20:00 horas. Asimismo, se deberán cumplir con las medidas de prevención e higiene frente al Covid-19, como el uso de la mascarilla y una adecuada higiene de manos.

Finalmente, El Gobierno del Principado está ultimando el protocolo sanitario para garantizar la seguridad de los menores y profesionales que acudan a las escuelas de 0 a 3 años privadas de la región, cuya apertura se prevé "a lo largo de la próxima semana", ha avanzado Álvarez, quien ha explicado que el objetivo es facilitar en todo momento la conciliación de la vida laboral y familiar en una situación "compleja" como la actual crisis del nuevo coronavirus.

Álvarez ha indicado que el protocolo en el que trabaja la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar para estos equipamientos estará concluido entre hoy y mañana, si bien será el departamento de Salud Pública el que dé el visto bueno. "Pido comprensión ante la gestión de esta incertidumbre", ha puesto de manifiesto antes de admitir que se han recibido quejas por "falta de comunicación" en este asunto que se han tratado de solventar con reuniones con asociaciones y respuestas a preguntas formuladas a título individual.

La portavoz del Gobierno autonómico ha comentado que la previsión es que a lo largo de la próxima semana estas guarderías privadas abran sus puertas "con total garantía de seguridad". Respecto a la celebración de campamentos y actividades lúdicas para la época estival, ha señalado que el Principado colaborará con los consistorios para "facilitar este tipo de iniciativas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook