31 de mayo de 2020
31.05.2020
La Nueva España

Primer brote regional de la desescalada: 19 casos en una residencia, ninguno grave

Barbón recalca que "el virus vino de la calle", tras la infección de un trabajador, y pide prudencia: "Hay que salir a consumir, pero con seguridad"

30.05.2020 | 23:42
La residencia geriátrica de Gijón, cerrada al acceso ayer.

Asturias registró ayer el primer brote de covid-19 desde el inicio de la desescalada de medida restrictivas frente a la pandemia. En una residencia de mayores de Gijón se detectaron 19 infectados de coronavirus: 15 residentes y 4 trabajadores. "En este momento ninguno de ellos está grave", declararon anoche a este periódico fuentes de la Consejería de Salud del Principado. Dos de los mayores contagiados fueron llevados al Hospital de Cabueñes, otros al Hospital de Jove -ambos de Gijón- y el resto al Centro para Discapacidades Neurológicas (Credine), de Langreo. A última hora del día se barajaba el traslado de algún afectado más al hospital gijonés.

Además, otros 20 ancianos que habían estado en contacto con los infectados, pero que no han dado positivo en las pruebas analíticas, también fueron trasladados al Credine. Los cuatro profesionales diagnosticados permanecerán en sus casas y serán vigilados por el personal de atención primaria mientras no manifiesten síntomas significativos. En el centro han quedado 74 residentes en régimen de habitación individual. "La situación está controlada. Se actuó con rapidez, según el protocolo y en contacto con el Sespa", subrayaron en la tarde de ayer los responsables de la residencia afectada. El personal del centro ha sido puesto en cuarentena.

"Bajar la guardia solo significa una cosa: nuevos contagios", proclamó el presidente del Principado, Adrián Barbón, tras ser informado del brote en el Instituto Gerontológico Astur, de titularidad privada, antaño conocido como sanatorio El Carmen. La primera diagnosticada fue una trabajadora, destacó Barbón. A su juicio, este hecho demuestra que el coronavirus "no estaba en la residencia, vino de fuera, estaba en la calle". Por eso, pidió a los asturianos usar la mascarilla, mantener la distancia de seguridad de dos metros y lavarse las manos con frecuencia. "El hecho de que salgamos a la calle no significa que renunciemos a hacerlo con seguridad", insistió el Presidente regional en rueda de prensa. Lo sucedido -prosiguió- "lo cambia todo". Incluso el paso a la fase 3, que el Principado iba a solicitar al Ministerio de Sanidad para que se oficializase el próximo 8 de junio. "Habrá que ver si Asturias puede pasar a la siguiente fase. Pero toda prudencia es poca. Y sería irresponsable decir que no tenemos ningún problema", enfatizó.

El jefe del Ejecutivo autonómico "teme" más rebrotes en este primer fin de semana de sol y playas abiertas. "Estoy preocupado con alguna de las imágenes que he visto. Claro que tenemos que consumir, pero en condiciones de seguridad", expresó en la misma línea que en días anteriores. El Gobierno regional "intentará por todos los medios contener" el repunte de la residencia gijonesa, según aseguró Barbón, quien aplaudió "la rápida reacción" del Servicio de Salud del Principado (Sespa), que ha designado personal propio para intervenir el geriátrico.

Según datos de la Consejería, este rebrote dejaba ayer en 2.421 los positivos por coronavirus en Asturias, 18 más que los contabilizados el viernes. Además, la pandemia también se ha cobrado una nueva víctima: van 312. Actualmente hay 10 pacientes con covid-19 ingresados en las UCI de Asturias y 27 en plantas hospitalarias para infectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído