Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Salud estudia si el brote de covid de Gijón se originó fuera o dentro del geriátrico

Ingresados otros cuatro de los residentes infectados, aunque ninguno de ellos grave l El centro aún no permitía visitas y no había tenido casos

Tranquilidad, ayer, en el exterior del Instituto Gerontológico Astur, antiguo sanatorio de El Carmen, escenario del brote de coronavirus.

Tranquilidad, ayer, en el exterior del Instituto Gerontológico Astur, antiguo sanatorio de El Carmen, escenario del brote de coronavirus. JULIÁN RUS

El brote de covid-19 registrado en un geriátrico de Gijón -el Instituto Gerontológico Astur, antigua residencia El Carmen- ha obligado a la Consejería de Salud del Principado a abrir una compleja investigación en, al menos, dos direcciones. La primera, para determinar el origen y la cadena de transmisión que dio lugar a los 19 infectados que fueron diagnosticados el viernes y el sábado: 15 residentes y 4 trabajadores del centro. La segunda, para elaborar la relación completa de las personas que han estado recientemente en contacto estrecho con los contagiados y proceder a su aislamiento durante los próximos 14 días, con el fin de interrumpir esa cadena epidemiológica.

"Se está investigando. Se barajan varias hipótesis, no solo una. Se está realizando un estudio epidemiológico para averiguar el origen del brote", explicaron ayer a este periódico fuentes de la Consejería de Salud." Lleva tiempo y hay que esperar", agregaron.

De estas declaraciones se desprende que el servicio de Vigilancia Epidemiológica no se abraza en exclusiva a la teoría esbozada el sábado: que el origen del repunte había sido una trabajadora del centro que contagió a los usuarios. Poco después de conocerse la noticia, el presidente del Principado, Adrián Barbón, manifestó con mucha seguridad que el coronavirus "no estaba en la residencia, vino de fuera, estaba en la calle".

Una de las novedades sanitarias conocidas ayer es que cuatro de los residentes infectados que habían sido trasladados inicialmente al Centro para Discapacidades Neurológicas (Credine), en Barros, porque no manifestaban síntomas, han sido llevados al Hospital Valle del Nalón, de Riaño, porque "precisan cuidados que solo pueden proporcionárseles en un hospital de agudos", indicó la Consejería de Salud. Según el Principado, no consta que hayan empeorado de su cuadro relacionado con el covid. Salud insistió en que ninguno de los 19 infectados presenta signos de gravedad. Los 35 ancianos que salieron de la residencia -15 contagiados y 20 que no han dado positivo hasta el momento- están distribuidos entre los hospitales de Cabueñes, Jove (ambos de Gijón) y Valle del Nalón, y el Credine. Quien sí ofreció ayer su versión de los hechos fue Santiago Campos, gerente del Instituto Gerontológico Astur, de titularidad privada, donde se ha producido el brote: "Todo el mundo era asintomático, hasta que una de las profesionales dijo que sentía malestar general y, por precaución, se le hicieron las pruebas y dio positivo. A partir de ahí, se comunicó a Salud y se puso en marcha el protocolo en estos casos, con la intervención del centro y el aislamiento de todos los residentes".

En este centro aún no se habían permitido las visitas de los familiares, previstas para los próximos días. Todo apunta, a juicio de Santiago Campos, a que se trata de un caso "importado" por un trabajador, teniendo en cuenta que "las medidas de higiene y seguridad se han seguido tal y como exige Salud". En el momento actual, todos los residentes que permanecen en el centro se alojan en habitaciones de uso individual por precaución.

Además, como medida preventiva, no solo los cuatro profesionales que dieron positivo están confinados en sus domicilios. La práctica totalidad de la plantilla de la residencia también está aislada en cuarentena, incluso habiendo dado negativo el resultado de la prueba PCR. Estas plazas han sido cubiertas con personal del Servicio de Salud del Principado (Sespa) y hoy se incorporará más personal, una vez que también sus pruebas hayan sido negativas, según explicó el gerente del centro.

También se pronunció al respecto la alcaldesa de Gijón, Ana González. "La Consejería de Salud y la propia residencia ya tomaron las medidas pertinentes", destacó la regidora, quien calificó lo sucedido de "un buen susto para toda la sociedad, pero también una llamada de atención". La Alcaldesa advirtió de que "cada día tenemos una mayor sensación de que esto ha pasado, y no es verdad". Como ejemplo, añadió que "la residencia El Carmen no había tenido ningún caso durante la época más dura del coronavirus, en el mes de abril se les hicieron test y estaba todo bien. Lo habían hecho todo bien, y eso les mantuvo sin ningún contagio, lo han seguido haciendo bien y sin embargo se han contagiado".

Solo 96 casos en España

Solo 96 casos en EspañaLa Alcaldesa quiso, no obstante, transmitir un mensaje de calma: "No estamos para volver a la fase 0, pero lo que hemos aprendido esta semana es que tenemos que extremar nuestras precauciones para que no haya más brotes y no tengamos que retroceder".

En cuanto a las cifras de la pandemia de covid-19, el Ministerio de Sanidad informó ayer de 39 muertos con coronavirus en el conjunto de España en la última semana, y la serie histórica contabiliza 27.127, dos más que el día anterior. Entre tanto, los casos diagnosticados en las 24 horas anteriores fueron 96, la cifra más baja desde los primeros compases de la crisis sanitaria. Atendiendo a la última semana, los positivos nuevos son 2.684, la gran mayoría de Cataluña (1.231) y Madrid (657).

Las estadísticas que ofrece Sanidad siguen instaladas en un cierto caos. Mientras la Consejería de Salud de Asturias habla de 312 muertos en el Principado (sumó uno el jueves y otro el sábado), el cuadro de datos del Ministerio sigue plantado en 310 desde hace varios días.

Compartir el artículo

stats