02 de junio de 2020
02.06.2020
La Nueva España

Asturias solicita el paso a la fase 3 de la desescalada a pesar de las dudas por el rebrote en geriátricos

El Principado está dispuesto a pedir que se suspenda el cambio de etapa si en los próximos días existe algún foco incontrolado

02.06.2020 | 20:29
Asturias solicita el paso a la fase 3 de la desescalada a pesar de las dudas por el rebrote en geriátricos

El Gobierno del Principado ha decidido solicitar el paso de la comunidad autónoma a la fase 3 de la desescalada. Si esta propuesta es aceptada, Asturias iniciará la fase 3 el lunes 8 de junio y se mantendrá en la misma durante dos semanas, hasta el día 21, cuando está prevista la finalización del estado de alarma.

La tercera fase es la última de la desescalada, previa a la recuperación de lo que se ha venido en llamar "nueva normalidad". El Gobierno de Asturias ha tomado esta decisión después de haber analizado la evolución de la epidemia en la comunidad autónoma con los informes aportados por el Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Salud Pública.

El Gobierno del Principado ha recibido con preocupación los datos de los últimos días, en los que se ha comprobado la existencia de brotes epidémicos en dos residencias de mayores, el Instituto Gerontológico Astur -conocido comúnmente como la residencia El Carmen-, en Gijón, y Santa Teresa, en Oviedo. En el primer caso se detectaron 19 positivos (15 residentes y cuatro trabajadores) y en el segundo, cuatro (tres residentes y una trabajadora).

Ambos brotes han estado presentes en las consideraciones del Gobierno de Asturias. No obstante, después de haber analizado la situación, el Ejecutivo ha concluido que la reacción de la Consejería de Salud ha sido rápida en la detección precoz de los casos, en la intervención en las residencias afectadas y en el estudio de los contactos de los casos identificados. Esta ágil capacidad de respuesta por parte de vigilancia epidemiológica y del servicio de salud ha sido valorada como un elemento positivo a la hora de solicitar el cambio de fase. Asimismo, se ha considerado positiva la no existencia de transmisión comunitaria de virus en el momento actual y que los casos existentes están localizados en puntos muy concretos del entorno sociosanitario.


Máxima prudencia

De todos modos, el Ejecutivo del Principado está resuelto a continuar actuando con el máximo rigor y la mayor prudencia posible, tal y como ha venido haciendo hasta ahora. Por ello, anuncia que revocará su petición si los datos empeoran. Así, en el supuesto de que en los próximos días, antes de que se publique (en principio, el sábado) la resolución que determine qué provincias pasan a la fase 3, hubiese algún dato de transmisión comunitaria no controlada, el Principado solicitará con carácter de urgencia que se suspenda el cambio.

El Gobierno de Asturias pretende que el paso a la fase 3 se realice con las mayores condiciones de seguridad, de tal manera que se dificulte la posibilidad de rebrotes y se refuerce la capacidad de detección temprana de los mismos. Esto supondrá extremar las medidas de protección en los entornos sanitarios y sociosanitarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído