Un total de 1.078 universitarios asturianos estudiarán el próximo curso en otros países europeos, a pesar de la pandemia. La institución académica ha adjudicado tan solo 23 destinos menos que el año pasado, cuando la cifra de estudiantes "erasmus" alcanzó los 1.101. No obstante, el plazo de renuncias finalizaba a última hora de ayer y los datos definitivos se tendrán el lunes. "Este año, antes de publicar las listas, ya nos llegaron algunas renuncias. Por supuesto que este curso habrá un número más elevado de cancelaciones, pero creemos que no tiene mucho que ver con los países", explica el vicerrector de Extensión Universitaria y Proyección Internacional, Francisco José Borge López.

La Universidad de Oviedo es una de las instituciones del país con más movilidades adjudicadas dentro de la Unión Europea y el año pasado consiguió el récord de financiación, de 2.402.150 euros. Los destinos preferidos para septiembre son los tradicionales: Polonia, Italia y Reino Unido, por este orden. Las becas "erasmus" suponen unas ayudas mensuales que oscilan entre los 200 y los 300 euros según el país en el que se cursen los estudios y lo que está estipulado. Ante un posible rebrote del virus, la universidad asturiana da tranquilidad a los estudiantes. "Haremos todo lo que hicimos este año cuando se produjo el brote en Italia: facilitar la reincorporación de nuestros estudiantes a sus clases aquí y tratar de dar respuesta a todas las dudas y cuestiones. Hay que recordar que fue la Universidad de Oviedo, junto con la del País Vasco, la primera de toda España en contactar con sus estudiantes en el extranjero y ofrecerles la posibilidad de regresar", manifiesta el vicerrector.