Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UCI pasa factura a los infectados de covid: "Son frágiles y les cuesta salir"

Asturias llegó a tener 446 hospitalizados y ahora solo quedan 17 l "La estancia media oscila entre tres y cuatro semanas", dice la jefa del HUCA

Uno de los boxes de la UCI del HUCA durante la pandemia de covid-19.

Uno de los boxes de la UCI del HUCA durante la pandemia de covid-19. IRMA COLLÍN

La infección por coronavirus está castigando con dureza a los enfermos que son ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI). Así lo han constatado los especialistas de los hospitales asturianos, quienes acumulan la experiencia de tres meses y medio de atención a afectados por la pandemia de covid-19. En

La estancia media en cuidados intensivos "suele oscilar entre tres y cuatro semanas", un periodo muy largo que, sumado a que una mayoría de los enfermos requiere respiración asistida, provoca unas secuelas físicas y psíquicas de las que, por lo general, les cuesta reponerse incluso una vez que han recibido el alta y regresan a sus casas.

En la actualidad, en los hospitales asturianos permanecen en cuidados intensivos 10 enfermos: nueve de ellos desde hace varios días y uno que ingresó ayer. "Es cierto que algunas estancias se están alargando, pero queremos enviarlos a la planta con garantías de que se van muy bien recuperados", señala la doctora Escudero. Cinco de ellos están en el HUCA.

Se da la circunstancia de que en los centros hospitalarios de la región hay ahora mismo más infectados por coronavirus en la UCI (10) que en planta (7). Estas cifras pueden resultar llamativas, pero tienen su explicación. Una vez que los enfermos de covid entran en cuidados intensivos "les cuesta muchísimo salir", señala la doctora Escudero. Entre otra razones, porque "se quedan sin músculos y con frecuencia padecen polineuropatías que los dejan muy débiles". Por todo ello, "tardan mucho tiempo en recuperarse".

¿Cuál es el perfil medio de los enfermos de covid-19 ingresados en UCI? "Tienen entre 60 y 70 años, con enfermedades previas como hipertensión, diabetes, obesidad, patologías respiratorias, cardiopatía isquémica y enfermedades autoinmunes o alteraciones de la inmunidad por diferentes motivos", asevera Dolores Escudero. Además de las complicaciones respiratorias, con frecuencia presentan afectación renal y hepática. Asimismo, muchos desarrollan infecciones por bacterias u hongos.

La sanidad asturiana comenzó la pandemia con 93 camas de UCI. A lo largo de las semanas sucesivas, se alcanzaron 204, gracias al material del que ya disponían los centros públicos y al que cedieron los concertados y las clínicas privadas. Sin embargo, como ya se ha reseñado, los peores presagios no llegaron a cumplirse y el azote pandémico no fue tan cruel como llegó a temerse. Sólo 127 enfermos han requerido vigilancia intensiva. El pico máximo de hospitalizados por coronavirus se alcanzó el pasado 13 de abril, con un total de 446: 383 en planta y 63 en UCI.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats