25 de junio de 2020
25.06.2020
La Nueva España

Combatir la violencia machista, objetivo de la primera mujer al mando de la Policía

La nueva jefa superior del cuerpo en Asturias, Luisa María Benvenuty, apuesta por la colaboración y los medios tecnológicos para ganar eficiencia

25.06.2020 | 00:38
Luisa María Benvenuty recibe el bastón de mando de manos del jefe superior de Policía de Cantabria, Héctor Moreno, en presencia de la delegada del Gobierno, Delia Losa.

Luisa María Benvenuty Cabral es la nueva jefa superior de Policía de Asturias. Es la primera mujer que ocupa este cargo en el Principado y "rompe un techo de cristal más" en la región, en palabras de la delegada del Gobierno, Delia Losa, durante la toma de posesión, celebrada ayer. La comisaria principal realizó un discurso breve, pero contundente ,en el que anunció las prioridades que se ha marcado: la lucha contra la violencia machista, con especial atención a sus víctimas, y contra la trata de personas con fines de explotación sexual, porque son "la esclavitud", afirmó.

"Para mí las víctimas son lo fundamental. En el caso de la violencia de género, creo que muchas veces los menores sufren una doble victimización, y en cuanto a las víctimas de la trata con fines sexuales, son un poco invisibles para la sociedad", señaló la nueva jefa superior. Junto a estas prioridades destacó entre sus objetivos la mejora de la prevención y seguridad ciudadana, la lucha contra el crimen organizado y la innovación y la dotación de medios tecnológicos para conseguir unas mayores eficiencia y eficacia de la Policía Nacional.

La nueva jefa superior de Policía en Asturias es sevillana de nacimiento y, según explicó la delegada del Gobierno, llega a este cargo gracias a su "impecable trayectoria profesional". Licenciada en Derecho, es máster en Dirección y Gestión de Seguridad, en Alta Dirección de la Administración Pública y en Dirección Estratégica de la Seguridad Pública, además de técnica superior en Prevención de Riesgos Laborales en todas las especialidades. Posee una cruz al Mérito Policial con distintivo rojo y dos cruces al Mérito Policial con distintivo blanco, además de otras condecoraciones.

Benvenuty ingresó en la Policía Nacional en 1982 y ascendió a inspectora jefa en 2002, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en la Jefatura Superior de Andalucía Occidental. En 2007 fue destinada a la Dirección Adjunta Operativa y, posteriormente, al puesto fronterizo Madrid-Barajas, para pasar después a la Jefatura Superior de Madrid. Ascendió a comisaria principal en 2017, y su nuevo destino fue la Subdirección General de Logística como secretaria general, cargo que ocupaba hasta ahora.

Actualmente, en la Junta de Gobierno de la Policía, que es el máximo órgano de dirección del cuerpo, es la única mujer jefa superior. Aun así, destacó el papel de sus compañeras que también son comisarias principales. "Profesionalmente, he sido una privilegiada porque jamás he tenido un problema y siempre he contado con el apoyo de mis superiores. Además, tengo el ejemplo de Pilar Allué, subdirectora general de Recursos Humanos, que fue la primera comisaria principal y para las mujeres policías un ejemplo y referente", aseguró. Eulalia González Peña es la otra subdirectora general.

El acto de posesión del cargo estuvo presidido por la delegada del Gobierno en Asturias y el jefe superior de Policía de Cantabria, Héctor Moreno, que le entregó a Benvenuty el bastón de mando como nueva responsable policial de Asturias en sustitución de Juan Jesús Herranz, que dejó la Jefatura Superior en el Principado para incorporarse a la Secretaría de Estado de Seguridad como subdirector de Inspección de Personal y Servicios.

Entre los invitados, en una sala abarrotada en la que todos se cubrían con mascarilla porque era imposible mantener la distancia de seguridad, estaban los jefes superiores de Policía del País Vasco, Castilla y León y Galicia, los máximos responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el Principado, del Ejército y de las instituciones civiles asturianas, además del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes.

Benvenuty trató de expresar sus emociones y objetivos citando durante su intervención a Lope de Vega -"¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?"-, a Séneca -"No hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va"- y a Fray Luis de León -"Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma".

Así, señaló que accede a su nuevo cargo "con responsabilidad, orgullo, ilusión y respeto", y desde el compromiso de que intentará garantizar mejores cotas de seguridad con un trabajo policial "efectivo y transparente". Sostiene que la Policía Nacional navega con "un viento favorable", ya que la orientación de sus estrategias y acciones va dirigida al servicio público del ciudadano.

Destacó que la Policía en Asturias da cobertura al 69 por ciento de su población, y que su misión será coordinar a una plantilla que, "con su talento, esfuerzo, profesionalidad y espíritu de servicio", coloca al Principado como la segunda comunidad autónoma con menor índice de delincuencia, y tiene a sus dos grandes ciudades entre las más seguras del país.

Luisa María Benvenuty también destacó su propósito de "mejorar más aún si cabe" la "colaboración y coordinación" con el resto de fuerzas de seguridad, en referencia a la Guardia Civil, la Policía Local y también a quienes ejercen la seguridad privada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído